Benalmádena ampliará su espigón para estabilizar las playas por los temporales

Los temporales de los últimos meses han provocado diversos daños en las playas de Benalmádena. /A. G.
Los temporales de los últimos meses han provocado diversos daños en las playas de Benalmádena. / A. G.

El Gobierno central se compromete a ejecutar el proyecto si se aprueban los PGE y el Ayuntamiento propone financiarlo con fondos municipales

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Gobierno central se comprometió ayer a ejecutar el proyecto de ampliación del dique exento de Benalmádena, una medida que estabilizaría las playas y reduciría los efectos de los temporales. El proyecto se encuentra aprobado, según explicó ayer el subdelegado del Ejecutivo, Miguel Briones, que supeditó la puesta en marcha de las obras a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y a la elaboración del informe de impacto medioambiental. Tras estos trámites podría licitarse el proyecto, que contempla una ampliación de ochenta metros del actual espigón, insuficiente para proteger las playas de la localidad. El coste de las obras, «una solución más que definitiva a la inestabilidad» de la costa benalmadense, asciende a más de medio millón de euros.

El jefe de la Demarcación de Costas, Ángel González, asegura que el informe de impacto medioambiental podría estar aprobado en unos meses, antes del inicio de la temporada alta, y confía en que la ampliación del dique impedirá que las playas puedan quedar «descarnadas» por los efectos de los temporales. Briones apeló «al sentido común y la corresponsabilidad de todos los grupos políticos» para sacar adelante los PGE. Desde el Ayuntamiento, sin embargo, consideran que el proyecto podría agilizarse en caso de que el Gobierno central aceptase su propuesta para financiar las obras mediante fondos municipales. El alcalde, Víctor Navas, planteó ayer esta posibilidad argumentando que el Consistorio tiene capacidad inversora suficiente para afrontar el proyecto debido al superávit alcanzado.

Este superávit únicamente puede ser destinado a obras financieramente sostenibles en áreas donde los ayuntamientos tengan competencias, siendo la protección y conservación del dominio público marítimo-terrestre y los sistemas litorales una competencia del Estado. Navas, que considera que la escollera semisumergida supone una iniciativa «vital» para Benalmádena, recuerda que las playas de Benalmádena «sufren todos los años numerosos daños provocados por los temporales y necesitamos actuaciones inmediatas», por lo que solicita a las administraciones supramunicipales «mayor celeridad y agilidad en la ejecución de este proyecto».

Evaluaciones

El Ayuntamiento mantendrá sobre la mesa la propuesta para financiar el proyecto «si con ello logramos acortar plazos para el desbloqueo del inicio de las obras». La playa de Las Gaviotas es una de las más afectadas por los últimos temporales, que también han provocado diversos daños en Malapesquera y Santa Ana. En cuanto a los daños por el temporal de viento del pasado domingo, desde el Gobierno central apuntan que aún se están realizando evaluaciones para poner en marcha las reparaciones que sean necesarias «lo antes posible», datos que esperan tener «a lo largo de esta semana».

En Costas reconocen que algunos tramos de la costa de Benalmádena presenta «daños» y consideran que hasta Semana Santa «hay plazo» para que las playas estén listas, aunque precisan que «para hacer una correcta evaluación hay que esperar a que haya calma en el mar». Tras las evaluaciones se realizarán diversas actuaciones y, en caso de que llegue algún otro temporal, «habrá que repetir el proceso de evaluación y petición de fondos extraordinarios».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos