Benalmádena amplía su contrato con la adjudicataria de la recogida de residuos urbanos

El alcalde, Víctor Navas. :: sur/
El alcalde, Víctor Navas. :: sur

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El pleno de Benalmádena aprobó ayer por unanimidad la modificación del contrato suscrito por el Ayuntamiento con la empresa Recolte Servicios y Medio Ambiente, adjudicataria de la gestión del servicio público de recogida y transporte de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria de urbanizaciones, paseos marítimos y eventos varios en el término municipal. «Con la modificación del contrato, firmado en 2007, hemos buscado adaptar las condiciones originales a las necesidades actuales», explica el concejal de RSU, Joaquín Villazón: «Hemos logrado todas estas mejoras sin aumentar el coste del servicio ni la consignación del contrato». Villazón detalla los cambios recogidos en la modificación: «Hemos suprimido inversiones ya realizadas, hemos anulado otras inversiones porque el criterio de nuestros técnicos no las consideraban necesarias y sustituimos rutas de carga trasera por carga lateral».

Entre las mejoras se ha incluido un aumento de los refuerzos en periodos festivos (Semana Santa, Navidad y ferias) y especialmente en verano, tanto en recogida de basura orgánica y selectiva como en limpieza viaria. También se incluye entre las mejoras la adquisición de una segunda barredora para dotar de mayor capacidad de limpieza al servicio que se realiza en urbanizaciones. En cuanto a la recogida de papeleras, se han ampliado las condiciones incluidas en el pliego original: originalmente el servicio se desempeñaba de lunes a viernes, y en la modificación aprobada se ha incluido también la recogida los sábados y domingos en temporada alta, de junio a septiembre.

Otras de las mejoras incorporadas por la coalición de Gobierno que preside el socialista Victor Navas han sido la limpieza de viales, papeleras y jardines, y la aplicación de herbicidas en los bordillos de las vías públicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos