Benalmádena adquiere chalecos antibalas para todos los agentes de la Policía Local

A. GÓMEZ.

::El Ayuntamiento de Benalmádena anunció ayer la adquisición de chalecos antibalas para todos los agentes de la Policía Local, una compra que ha tenido un coste de 78.000 euros. Se trata de una de las reclamaciones históricas del Cuerpo, que ha denunciado a través de sindicatos en varias ocasiones los problemas derivados de la falta de chalecos antibalas o de su mal estado en varios municipios de la provincia, entre ellos Benalmádena. El concejal de Seguridad, Javier Marín, asegura que cada efectivo ya dispone de «un chaleco para su uso personal y exclusivo», sin que tengan que intercambiárselos entre las patrullas entrantes y salientes, como ocurría hasta ahora.

Marín sostiene que la medida trata de garantizar «las máximas condiciones de seguridad, algo esencial teniendo en cuenta la situación de alerta actual». El concejal también ha recordado que la flota de la Policía se ha renovado recientemente con cinco nuevos coches y ocho motocicletas, con una inversión total superior a los 300.000 euros.

La necesidad de que cada policía tenga su propio chaleco antibalas y no tenga que estar a expensas de que se lo ceda un compañero en el cambio de turno cuando tenga que salir a patrullar o realizar una intervención es una histórica reivindicación de los sindicatos de los distintos cuerpos. En las administraciones también parecen haber tomado conciencia del problema, aunque aún queda mucho camino por recorrer tanto en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado como en la mayor parte la Policía Local de la provincia, donde aún quedan municipios en los que únicamente tienen los obligados por ley: un par en cada coche patrulla. Antes de esta adquisición, Benalmádena contaba con 90 chalecos antibalas que cubrían las necesidades de los servicios en la calle pero no permitían que cada agente tuviera uno propio.

Fotos

Vídeos