Benalmádena solicita «mayor colaboración» para agilizar las obras del kilómetro 222

Benalmádena solicita «mayor colaboración» para agilizar las obras del kilómetro 222

El alcalde asegura que los trabajos «no se están desarrollando al ritmo que nos gustaría» y pide celeridad para acabar con los colapsos en el acceso

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Representantes del Ayuntamiento de Benalmádena mantendrán hoy un encuentro con la Subdelegación del Gobierno central para abordar la coordinación entre ambas administraciones en la ejecución de las obras de mejora del acceso a Arroyo de la Miel, en el kilómetro 222. El alcalde, Víctor Navas, asegura que el Consistorio «velará por minimizar las molestias derivadas de las obras, inevitables en un proyecto de tal envergadura pero que podemos reducir al mínimo a través de una colaboración fluida entre Gobierno, empresa adjudicataria y Ayuntamiento». El primer edil sostiene que los trabajos «no se están desarrollando actualmente al ritmo que nos gustaría, y por ello seguiremos reclamando al Ministerio de Fomento la reducción de los plazos de ejecución inicialmente previstos, ya que los accesos a un municipio turístico como Benalmádena no pueden seguir padeciendo el colapso actual».

Desde el Consistorio ya han reclamado por escrito a la empresa adjudicataria la apertura de un paso peatonal para los vecinos de Santangelo Norte, que siguen sin contar con una alternativa para ir andando a los centros educativos de la localidad o al casco urbano, una petición motivada por las quejas vecinales registradas y que se suma a la solicitud de una pasarela peatonal protegida. Con motivo de estas obras, el concejal de Transporte, Bernardo Jiménez, informó ayer de los cambios realizados en la ruta del autobús interurbano M-124 Carola-Torremolinos, concretados en un aumento del número de expediciones: «No bastan para atender todas las necesidades de movilidad de los vecinos de Santangelo Norte, y por ello demandamos con urgencia la apertura del paso peatonal, que les permitirá recuperar la comunicación peatonal con el resto del municipio».

La construcción de una glorieta de grandes dimensiones, similar a la de Plaza Mayor, y de un acceso independiente con dos carriles pondrá fin a las retenciones que cada día se producen en el temido kilómetro 222, uno de los grandes puntos negros de la Costa del Sol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos