La bajada de impuestos en Mijas, bloqueada sine die por la falta de acuerdo político

La bajada de impuestos se aprobó en pleno el pasado mes de agosto. /I. Gelibter
La bajada de impuestos se aprobó en pleno el pasado mes de agosto. / I. Gelibter

La medida estrella del gobierno, así como otra serie de inversiones, no se podrán hacer efectivas hasta que se negocien y aprueben los nuevos presupuestos

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La importante bajada de impuestos en Mijas propuesta por el equipo de gobierno (PSOE y C’s) para el año 2018 –y anunciada el pasado mes de septiembre como una de las medidas ‘estrella’ para la legislatura– no podrá hacerse efectiva de momento. La falta de acuerdo político para aprobar los nuevos presupuestos impide, de momento, que se pueda llevar a cabo tanto esta modificación impositiva como otra serie de cuestiones claves para la localidad.

Tal como ha podido saber este periódico, el proyecto de presupuestos ya estaría elaborado, aunque de momento el resto de los actores afectados (PP, CSSP y la edil no adscrita y militante de Podemos) no habrían dado una respuesta. En el caso del portavoz de Costa del Sol Sí Puede, Francisco Martínez, el anteproyecto no parece convencerle, y critica la bajada en algunas cuestiones que considera esenciales, como en el área de Asuntos Sociales. Además, Martínez se opone tajante al traslado del cobro de impuestos al Patronato de Recaudación; un proyecto que tiene en vista poner en marcha el equipo de gobierno.

Interés por la transparencia

Por otra parte, la edil no adscrita pero militante de Podemos, Helena Adba (que fue expulsada de CSSP), tampoco parece estar en la misma onda del gobierno, aunque en este caso por desconocer las claves del presupuesto. «Hace unos meses nos dijeron que si teníamos alguna propuesta no pondrían trabas y se podría incorporar. Quedamos en que nos iban a pasar los borradores en los que estábamos trabajando, pero de momento no los tenemos», explicaron a SUR fuentes de su equipo, que si bien matizan que sobre todo les interesa el tema de la transparencia; «saber qué pasó con el deporte, con el Hipódromo...», aclaran.

Del IBI a las tasas: así se reducirán los impuestos si se aprueban las cuentas

El pasado mes de septiembre se hizo oficial que los vecinos de Mijas verían reducidas a partir del 1 de enero de este año la mayor parte de los impuestos que dependen del Ayuntamiento, como el IBI, las plusvalías, o el impuesto de circulación, entre otros.

De esta manera, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) bajaría del 0’508 que se está pagando en estos momentos, al 0,4826, situándose más cerca del mínimo (0,4) que del máximo (1,10).

Este descenso en el impuesto, según los cálculos del Consistorio, significará una recaudación neta de casi 40 millones de euros, o lo que es lo mismo, dos millones menos que en este pasado ejercicio; pero que en el caso del Ayuntamiento de Mijas –completamente saneado– no supondría en teoría una cantidad demasiado elevada para las arcas municipales.

En el caso del impuesto de circulación, el Consistorio iba a intentar ‘premiar’ a los conductores que tengan o adquieran vehículos eléctricos o a gas; o bien que les instalen estas fuentes de alimentación. El impuesto de circulación será subvencionado entre un 50 y un 75 por ciento; una acción que fue aprobada en el pleno de octubre de 2016. Además, esta bajada de impuestos también preveía reducir de manera sustanciosa –y en muchos casos derogar– las tasas por documentos que expidan o que se extiendan por el Ayuntamiento. Se eliminan las tasas por las fianzas depositadas en caso de participar en subastas, concursos, contratos y concesiones administrativas. También se incluía la bonificación en la adquisición de vivienda habitual por transmisión mortis causa, que estaba limitada para valores catastrales de hasta 50.000 euros, pasando a aplicarse valores catastrales de hasta 100.000 euros. Todo ello se encuentra ahora paralizado a la espera del acuerdo que permita aprobar los presupuestos y las nuevas tasas.

En cuanto a la bajada de impuestos, sostienen que en principio «y con mucha precaución», ésta «no sería de gran impacto», pero como en el caso de CSSP, sí se oponen a la cesión de los cobros por parte del Patronato de Recaudación. «Es virtualmente imposible que los aprobemos con este traslado; es innegociable. Nos cobrarían por cobrar por cosas que podemos cobrar nosotros», señalan haciendo un juego de palabras. «No entendemos cuál es la ventaja de ser ‘amigo’ de ellos. Vemos mayores dificultades», sentencian estas fuentes.

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Mijas ha tenido que ver cómo se han prorrogado sus presupuestos de 2017 para este año, una medida que se realiza automáticamente si la aprobación de las nuevas cuentas sobrepasan la duración del anterior presupuesto. Para el PP, principal partido de la oposición, la prórroga de los presupuestos evidencia dos cosas: «Que cada vez hay menos sintonía y disposición a la colaboración entre los concejales de C’s y PSOE; y que el incumplimiento del periodo medio de pago durante 28 meses consecutivos unido a que en 2016 se dejaron de gastar 27 millones de euros están poniendo en peligro la buena situación económica del Ayuntamiento», sostuvieron fuentes consultadas esta pasada semana.

Mientras tanto, desde el equipo de gobierno insisten en la misma idea; que se está terminando de perfilar los presupuestos. «Este año hay que ajustar varias partidas pues la bajada de impuestos contemplada para 2018 significan 5 millones de euros menos para las arcas municipales de cara al próximo ejercicio», explican. Además, afirman que el Ayuntamiento de Mijas tiene prorrogados los presupuestos al igual que otras tantas administraciones locales «o, incluso, el mismo Estado de la Nación». «Todo el que no apruebe los presupuestos antes del 15 de octubre, según la Ley de Presupuestos Generales del Estado, los tiene prorrogados», aseguran.

Temas

Mijas, Ibi

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos