Torremolinos diseña la estrategia de playas para lograr la Q de Calidad en 2018

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Torremolinos anunció ayer la puesta en marcha la fase de análisis, estudio y diseño de las acciones que tienen como primer objetivo la consecución de la Q de Calidad Turística para las playas del municipio la próxima temporada 2018. Se trata del paso previo y requisito para optar a un objetivo «mucho más ambicioso, que la ciudad costasoleña opte a certificar con la bandera azul cada una de sus cuatro playas». Los trabajos se anticipan seis meses antes de la llegada de la Semana Santa, el primer gran test turístico de calidad de las aguas de baño, nivel y estado de los servicios e instalaciones de playa, información y gestión ambiental de la costa.

El alcalde, José Ortiz, y la teniente de alcalde y concejala de Playas, Maribel Tocón, mantuvieron una reunión con representantes de las federaciones andaluza y de la asociación provincial de empresarios de playas, Manuel Villafaina y Miguel Sierra, respectivamente, y el jefe de la Demarcación de Costas en Málaga, Ángel González. El objetivo ha sido hacer balance de la pasada temporada y diseñar las mejoras a implementar en la gestión de playas para que Torremolinos se haga con esos galardones.

Ortiz asegura que «seguimos trabajando hacia la excelencia turística, donde además de ofrecer experiencias complementarias a nuestra oferta de sol y playa, no podemos olvidar que nuestro mayor baluarte y motor del turismo es la playa». Para 2018 se realizará «un exhaustivo examen de la situación del litoral» en cuanto al estado de las aguas, infraestructuras, zonas de baños adaptadas, aseos, oasis, servicios de vigilancia y socorrismo, «y todos los elementos que consideramos que son más influyentes a la hora de lograr que el próximo año optemos a nuestra excelencia turística, a la Q de Calidad Turística y a las banderas azules», señala por su parte Tocón.

Fotos

Vídeos