Una asociación cultural pide que se reabra el Museo Histórico en su ubicación

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El legado histórico de Fuengirola no puede ser visitado por los vecinos y los turistas, al menos de momento. Aunque parece que esta situación está en vías de solucionarse, no todos los actores coinciden en la forma de hacerlo.

Después de que hace dos semanas SUR adelantara que el equipo de gobierno plantea trasladar las obras al Castillo Sohail, la principal asociación cultural de Fuengirola, Amanecer, se ha mostrado más partidaria de la propuesta de Ciudadanos, que no es otra que reabrir el museo, que pese a la inversión de 1,2 millones, terminó menguando en una sala de exposiciones temporales y una cafetería cuya concesión ha sido rescatada hasta en dos ocasiones.

El presidente de Amanecer, José Antonio Sibaja, señaló ayer a este periódico que el museo se abrió para que se pudiesen exhibir los fondos que representan la cultura local, y que por tanto «así debe seguir siendo». De esta manera, Sibaja rechaza la propuesta del Ayuntamiento de abrir un espacio en el Sohail. «La ubicación del museo -junto al edificio del Consistorio- es perfecta, ya que se crea una ruta que incluiría el propio Ayuntamiento, el Museo y Bioparc, entre otros elementos; una especie de triángulo atractivo para el turismo», apunta el responsable de la asociación.

En cuanto a los argumentos que supuestamente motivaron el cierre de la pinacoteca local esgrimidos por el equipo de gobierno -y que relacionan con la falta de asistentes-, Sibaja cree que no se le dio la promoción necesaria. «Si se hubiera dado la información vendrían más visitantes. Tenemos un gran patrimonio que seguro que los turistas quieren conocer, pero no solo ellos; los vecinos también tienen interés», explica. «Necesitamos que se hagan mejoras en muchos sentidos, también en el archivo municipal», sentenció Sibaja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos