La asignación a los grupos municipales abre una brecha entre la corporación en Torremolinos

La asignación a los grupos municipales será trasladado al próximo pleno.
La asignación a los grupos municipales será trasladado al próximo pleno. / A. G.

El PP y Ciudadanos, por un lado, y CSSP e IU, por otro, registran mociones diferentes para reducir los 180.000 euros destinados a gastos de oficina

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La asignación que los grupos municipales reciben cada mes del Ayuntamiento de Torremolinos ha vuelto a abrir una brecha entre la corporación municipal. Cada partido recibe de las arcas municipales 500 euros mensuales fijos y otros 500 euros por concejal, también al mes, para cubrir gastos de funcionamiento, cantidades bastante más abultadas de las que manejan otros ayuntamientos con el mismo número de ediles como los de Benalmádena, Mijas o Fuengirola. En total, el Ayuntamiento ingresa en las cuentas corrientes de los grupos municipales cerca de 180.000 euros al año, un importe teóricamente destinado a pagar material de oficina, campañas publicitarias municipales o ciertas necesidades de representación.

Costa del Sol Sí Puede (CSSP) e Izquierda Unida registraron en febrero una moción conjunta para reducir en 78.000 euros esta cantidad. Ambas formaciones aseguran que el PSOE, que gobierna en minoría, nunca ha incluido esta propuesta en el orden del día de las sesiones plenarias bajo el argumento de que el asunto formaba parte de las negociaciones presupuestarias. El respaldo del partido instrumental de Podemos, con tres concejales, resultó clave para que los socialistas sacaran adelante las cuentas municipales. Uno de los acuerdos alcanzados «pasa por revisar» las asignaciones que reciben los grupos políticos, según reconoce la primera teniente de alcalde y concejala de Economía, Maribel Tocón. Tanto el portavoz de CSSP, José Piña, como su homólogo en IU, David Tejeiro, consideran «excesivas» las cantidades destinadas a la representación de los grupos.

Ambos partidos proponen que la asignación del PP, con diez concejales, baje desde los 5.500 euros mensuales hasta 2.700 euros, mientras que la de IU pase de mil euros mensuales a 900 euros. Ciudadanos y CSSP pasarían de cobrar 2.000 euros a 1.300. Esta distribución, que Piña y Tejeiro consideran «lógica, porque los gastos no aumentan proporcionalmente al número de concejales», colisiona con la propuesta registrada, también de forma conjunta, por el PP y Ciudadanos, que plantean una reducción del 25 por ciento en las asignaciones de todos los grupos. De este modo, el PP pasaría a cobrar 4.125 euros mensuales; el PSOE, 3.000 euros; Ciudadanos y CSSP, 1.500 euros, e IU, 750 euros.

El PP y Ciudadanos suman mayoría absoluta en la corporación. En caso de que su propuesta salga adelante, los socialistas incumplirían uno de los acuerdos alcanzados en las negociaciones presupuestarias con Costa del Sol Sí Puede.

Un acuerdo plenario incumplido por todos los grupos políticos

Ni el PSOE, en el gobierno, ni el PP y Ciudadanos, en la oposición, han publicado aún las cuentas de sus grupos municipales. Tampoco CSSP e IU actualizan sus listados de ingresos y gastos, que dejaron de hacer públicos hace meses, todo ello pese a que el pleno acordó en 2015 la exposición de las cuentas de los grupos municipales, un incumplimiento que se extiende al concejal no adscrito Juan Machío, que ha comenzado este año a recibir 500 euros mensuales para gastos de representación. La opacidad se agrava si se suman los importes recibidos en legislaturas anteriores. Desde 2011 hasta 2015, el Consistorio ingresó 432.000 euros en la cuenta corriente del grupo municipal del PP, en aquellos años con 17 concejales. El PSOE, que en la anterior legislatura tenía seis ediles, recibió 168.000 euros. Pese a que la cantidad cobrada por ambos grupos en ese período asciende a 600.000 euros, ninguno de los dos partidos ha dado cuenta pública de sus ingresos y gastos. Desde el Gobierno socialista aseguraron hace meses que solicitarían al interventor un protocolo para la publicación de las cuentas de los grupos, un compromiso que tampoco se ha llevado a cabo.

Fotos

Vídeos