Artesanos locales acusan al Ayuntamiento de Torremolinos de favorecer a empresas de otras ciudades

Un mercadillo de la asociación Atenea, en la plaza San Miguel.
Un mercadillo de la asociación Atenea, en la plaza San Miguel. / Alberto Gómez

Decenas de creadores del municipio denuncian que los mercadillos donde venden sus productos son relegados a las plazas con menor flujo turístico

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Las asociaciones de Torremolinos continúan en pie de guerra contra el Ayuntamiento. Tras las críticas de varias organizaciones LGTBI por su exclusión de la preparación del Orgullo, ahora son los artesanos locales quienes denuncian la imposibilidad de vender sus productos en las plazas Costa del Sol y La Nogalera, dos de los principales enclaves de la localidad. La asociación Atenea, que representa a más de sesenta creadores del municipio, acusa al Consistorio de adjudicar estas plazas a empresas ubicadas en otras provincias, como ocurrió el pasado fin de semana con el Mercadillo Ye-Ye, organizado por promotores jiennenses en la zona libre de vehículos de la plaza Costa del Sol. Los eventos programados por los artesanos de Torremolinos, sin embargo, quedan relegados a plazas de menor flujo turístico, como Chiriva o San Miguel.

Entre los asociados de Atenea figuran diseñadores, fotógrafos, pintores, ilustradores o ceramistas que elaboran decenas de artículos durante el invierno que luego venden en verano. Muchos de ellos se han visto obligados a solicitar puestos en otros municipios como Málaga capital, Frigiliana o Marbella. La presidenta de la asociación, Andrea Zucas Alonso, reclama mayor colaboración por parte del Área de Cultura, a la que han solicitado «en reiteradas ocasiones» permiso para instalarse algún día entre semana en los enclaves con mayor presencia de visitantes: «Solo pedimos que algún día a la semana podamos vender nuestros artículos en La Nogalera o en la plaza Costa del Sol, ni siquiera es necesario que sea fin de semana, pero nunca nos lo han concedido». La gota que colmó el vaso de la paciencia de estos artesanos fue la adjudicación del citado Mercadillo Ye-Ye, donde se vendían «productos que pueden adquirirse en cualquier comercio del centro de Torremolinos, mientras que nosotros ofrecemos artesanías únicas cuya producción nos cuesta tiempo y dinero en invierno, por lo que necesitamos dar salida a estos productos en verano».

También la oposición exige al PSOE, que gobierna en minoría, «mayor atención» a las asociaciones locales. La viceportavoz del PP, María José Jiménez, acusa al Gobierno socialista de «no pensar en los empresarios de Torremolinos» y de «discriminar» a los artesanos locales «que ofrecen productos de calidad y originales y además procuran tener una estética homogénea en sus mercadillos», en referencia a los puestos de diferentes alturas y colores del Mercadillo Ye-Ye. Desde el Ayuntamiento alegan que la plaza Costa del Sol «demanda un continuo cambio en su oferta para llamar la atención de diferentes colectivos» y aseguran que colaboran con Atenea «de forma regular».

Fotos

Vídeos