El alcalde considera que el proyecto de Isco «reactivará la economía» de Arroyo de la Miel

El proyecto aún se encuentra en fase de redacción./SUR
El proyecto aún se encuentra en fase de redacción. / SUR

Gobierno y oposición coinciden en que el centro comercial supondrá un revulsivo para la zona, hasta ahora sin grandes firmas

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Pocos proyectos generan un apoyo unánime en Benalmádena, una de las localidades malagueñas con mayor tendencia a la fragmentación. La intención de Isco Alarcón de construir un mercado gourmet y un centro comercial en Arroyo de la Miel, sin embargo, parece haber puesto de acuerdo a la administración local, los grupos políticos y el tejido empresarial. El alcalde, Víctor Navas (PSOE), reconoce que se trata de «una de las inversiones más importantes de los últimos años» y una iniciativa que «reactivará la economía» de este núcleo urbano. El regidor adelanta que el Ayuntamiento «agilizará los trámites y pondrá a disposición» del jugador y su familia «la maquinaria administrativa» necesaria para sacar adelante el proyecto «por su evidente interés público, demostrado en la ilusión que la noticia ha despertado en el pueblo».

Noticia relacionada

Navas recuerda que el proyecto aún se encuentra «en fase de redacción», pero muestra «la voluntad política» de la coalición de gobierno que preside: «Isco es un icono, un ídolo de masas que tiene su corazón en Arroyo de la Miel y sigue siendo fiel a su pueblo». También el concejal de Comercio, Bernardo Jiménez, está convencido de que el centro comercial «generará empleo y servirá como incentivo para reforzar el tejido económico de Benalmádena». El edil no adscrito celebra «la apuesta por su pueblo» del centrocampista, que ha comprado la planta superior y varios locales bajos del edificio San Juan con la intención de aumentar la altura hasta una segunda planta, un incremento de volumen que requiere la modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y cuya ejecución dependerá de los informes técnicos necesarios.

«Una segunda planta no alterará el paisaje de la zona, porque muchos bloques y comercios cercanos tienen varias plantas más, pero hay que analizar cuál es la situación del edificio, que tiene casi 40 años, por si hay que reforzar estructuras o vigas», detalla el alcalde. El proyecto también ha sido bien acogido por la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Benalmádena (ACEB). Su presidenta, Rosa María González, afirma que este nuevo centro comercial «expandirá la oferta del Arroyo de la Miel y repercutirá positivamente en los establecimientos de la planta baja por el incremento del volumen de negocio y visitantes». En esa planta hay numerosos locales, la mayoría de hostelería, como La Alternativa. Su propietario, Javier Rodríguez, confía en que el proyecto atraiga firmas destacadas y evite «que la gente del pueblo se vaya a comprar a Fuengirola o Málaga, como ocurre ahora porque no hay marcas», en referencia a la falta de un centro comercial y de grandes firmas en Benalmádena.

El líder de la oposición, Juan Antonio Lara, concejal de Vecinos por Benalmádena y próximo candidato del PP, vaticina que el proyecto «dará bastante vida a la zona» y asegura que respaldará las modificaciones necesarias en el PGOU «siempre que los informes técnicos sean favorables, aunque en principio parece que no habrá inconveniente para que así sea».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos