Un accidente en Torremolinos abre el debate sobre el mal estado de los parques infantiles

El columpio fue precintado por la Policía Local junto a dos pequeñas camas elásticas. :/A. G.
El columpio fue precintado por la Policía Local junto a dos pequeñas camas elásticas. : / A. G.

Dos atracciones han sido precintadas por la Policía Local después de que dos niñas y una madre resultaran heridas al descolgarse un columpio

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Dos niñas y una mujer resultaron heridas el sábado por la tarde durante un accidente en un parque infantil de Torremolinos al desengancharse la estructura que sujetaba un columpio redondo. Una de las niñas tuvo que ser atendida por dos heridas en la pierna y trasladada en una ambulancia a un centro hospitalario mientras que otra, de cinco años, recibió tratamiento por dolores en la espalda. La madre de esta última, que se encontraba balanceando la atracción, sufrió un golpe en el brazo por frenar la caída de la barra de madera que sostenía la instalación. Su parte médico constata que presenta inflamación, imposibilidad de movimiento en tres dedos y una lesión costrosa. «Menos mal que tuve el acto reflejo de meter el brazo de inmediato, porque la barra iba directa a la cabeza de las niñas», relata.

El accidente, que tuvo lugar en el parque de La Batería, ha abierto el debate sobre el mal estado de varias instalaciones infantiles municipales y su mantenimiento. La madre, que no descarta denunciar al Ayuntamiento, asegura que la madera de la estructura «estaba podrida por dentro», algo de lo que se percataron tras el desenganche de la atracción: «Al desmontarse, vimos cómo estaba y es una vergüenza. Si lo llego a saber no llevo a mi hija a ese parque». Desde el Consistorio alegan que, según el testimonio de un trabajador municipal, el columpio acabó cediendo «porque se subieron diez niños a la vez», una versión desmentida por la madre: «Solo había cuatro niños en esa atracción, me parece indignante que quieran culparlos». Ni el parque de La Batería ni ninguna otra instalación infantil de Torremolinos dispone de cartelería que avise sobre el peso máximo que aguantan sus atracciones.

Hasta el parque acudieron varios agentes de la Policía Local, que precintaron el columpio y otra atracción, una cama elástica. El asunto será abordado en el próximo pleno, donde la oposición pedirá explicaciones sobre el mantenimiento de los parques infantiles municipales, que en algunos casos presentan estructuras oxidadas, bancos en mal estado, atracciones de las que sobresalen astillas y suelo irregular. La portavoz del PP, Margarita del Cid, acusa al PSOE, que gobierna en minoría, de permitir «el deterioro de los parques» y anuncia que su grupo municipal solicitará «de nuevo una revisión exhaustiva de todos los elementos» de estas instalaciones para comprobar si su estado se ajusta a la seguridad exigida por ley.

Petición de herramientas

Los populares afirman tener constancia de que varios trabajadores municipales dedicados a las labores de mantenimiento «han pedido en multitud de ocasiones herramientas para llevar a cabo las actuaciones necesarias con el objetivo de que los parques se mantengan en perfecto estado pero solo han obtenido la callada por respuesta». No es la primera vez que este tipo de instalaciones da problemas en Torremolinos. En mayo, el Ayuntamiento tuvo que desmontar por seguridad los siete parques infantiles de sus playas después de que un informe advirtiera del «pésimo estado» de las estructuras. Maderas con astillas, óxido en herrajes, suciedad, rotura de piezas, pintura desconchada y falta de elementos de seguridad habían provocado «un importante deterioro», achacado por el Consistorio «a las inclemencias del tiempo, la cercanía del mar y el vandalismo». Fueron los propios técnicos municipales quienes recomendaron el desmontaje total de las instalaciones al comprobar «su mala conservación». El Ayuntamiento no tiene una fecha prevista para instalar nuevos parques que garanticen la seguridad necesaria.

Trabajadores de Servicios Operativos ya habían retirado columpios y pasarelas «en mal estado» en varios parques después de un primer informe redactado en noviembre del año pasado. El resto de instalaciones infantiles del municipio parecen ir por el mismo camino.

Fotos

Vídeos