El PSOE de Torremolinos tiende puentes con Podemos para aprobar las cuentas tras dos años de bloqueo

El PSOE, que gobierna en minoría, necesita apoyos entre la oposición para aprobar las cuentas.
El PSOE, que gobierna en minoría, necesita apoyos entre la oposición para aprobar las cuentas. / A. G.
  • Los socialistas tratan de amarrar el apoyo de CSSP incluyendo todas sus propuestas en el decreto de subvenciones pese a las críticas del PP

El PSOE ultima las negociaciones para sacar adelante el presupuesto del Ayuntamiento de Torremolinos tras casi dos años de bloqueo económico. Rota cualquier posibilidad de pacto con el PP, los socialistas han tendido puentes con Costa del Sol Sí Puede (CSSP), que el año pasado se opuso a las cuentas municipales junto a los populares, liderados por Margarita del Cid. Uno de los concejales del partido instrumental de Podemos, Rafael Herrero, ha sido designado enlace entre el Consistorio y el Palacio de Congresos, un gesto al que se suma la inclusión de todas las propuestas de la formación morada en el decreto de subvenciones al IBI firmado el pasado viernes por la primera teniente de alcalde, Maribel Tocón. El PSOE, que gobierna en minoría con siete ediles, trata así de amarrar el apoyo de los tres concejales de CSSP, fundamentales para igualar en número de votos al PP, con diez representantes, y amortiguar el previsible rechazo de los populares al presupuesto.

El voto de calidad del alcalde, José Ortiz, serviría para aprobar las cuentas ante un hipotético empate, aunque el PSOE tiene margen para evitar este extremo y también continúa negociando con Ciudadanos, Izquierda Unida y el concejal no adscrito, Juan Machío. La portavoz de la formación naranja, Ángeles Vergara, aseguró ayer que la posición de su grupo municipal «estará más cerca del sí que del no» en caso de que las cuentas vayan acompañadas de «los informes positivos del interventor y del secretario y tengan nuestro sello naranja». Sin embargo, la grave crisis interna que arrastra Ciudadanos, con Vergara respaldando a los socialistas y su viceportavoz, Ignacio Rivas, más cercano a las filas del PP, podría empujar a la formación naranja a una nueva abstención.

El concejal de IU, David Tejeiro, asegura que su grupo «tiene la voluntad» de aprobar las cuentas, aunque su posición «no está decidida», como también le ocurre al edil no adscrito, un escenario que convierte a CSSP en la gran baza de los socialistas para sacar adelante el presupuesto. El portavoz del partido bajo el que Podemos concurrió a las municipales, José Piña, asegura que el cargo de enlace de su compañero de bancada «no tiene nada que ver» con la negociación de las cuentas, aunque el PP los ha acusado de «mercadear con sillones y gestionar áreas de forma encubierta». Piña asegura que su apoyo está supeditado al grado de cumplimiento de las propuestas presentadas, entre ellas la elaboración de un plan de empleo local.

La viceportavoz del PP, María José Jiménez, califica las negociaciones como «un intercambio de favores» entre el PSOE y CSSP y asegura que los socialistas han cedido la delegación de Turismo, de la que es titular el alcalde, a Podemos. Jiménez también arremete contra la portavoz de Ciudadanos, a la que acusa de «mostrar complacencia y permitir por su cuenta y riesgo este equipo encubierto». Por su parte, Vergara insta al PP «a dedicar su esfuerzo y tiempo a limpiar su casa, donde se están desenvainando los sables», en referencia al conflicto abierto entre el grupo municipal y el presidente del partido a nivel local, Pedro Fernández Montes.

Empresas municipales

La aprobación de las cuentas de las empresas municipales resulta uno de los principales obstáculos para sacar adelante el presupuesto municipal. La oposición ha solicitado información sobre el estado de algunas de estas sociedades, en concreto sobre Limpieza de Torremolinos (Litosa), por un incremento de más de 700.000 euros en el importe fijado para el capítulo de Personal, y sobre Torremolinos Televisión, con una deuda que supera el 50 por ciento de su presupuesto. Ambos asuntos están siendo analizados por el interventor.

Desde el PSOE sostienen que «ya se ha dado respuesta» a los requerimientos económicos de CSSP, Ciudadanos, IU y el concejal no adscrito, por lo que Tocón considera «viable» la aprobación de las cuentas del Ayuntamiento. En CSSP desmienten que existan acuerdos verbales e insisten en que su posición será determinada «por la asamblea». Hasta que el presupuesto sea aprobado, los socialistas continúan gestionando el Ayuntamiento con las cuentas elaboradas por el PP a finales de 2014, que no reconocen la deuda total, de casi 200 millones de euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate