Diario Sur

Junta y Ayuntamiento barajan una cesión del terreno del CIOMijas para desbloquear la situación

Los empleados se encontraron varias puertas rotas por las que se habrían colado intrusos.
Los empleados se encontraron varias puertas rotas por las que se habrían colado intrusos. / Iván Gelibter
  • Los trabajadores denunciaron ayer que una o varias personas habrían entrado en las instalaciones causando diversos destrozos

El Consejo Rector del CIOMijas del pasado miércoles, del que se preveía podía salir una solución definitiva que acabara de una vez con la agónica situación de cinco trabajadores que acumulan 31 nóminas sin cobrar, finalmente resultó ser una etapa más en un camino que, eso sí, parece estar más cerca de su final.

El protagonismo de la reunión previa a la Semana Santa se lo habían llevado el ramillete de propuestas tanto de parte de la Junta como del Ayuntamiento de Mijas, pero en ésta última ya fueron solo dos las posibilidades para el futuro de estas instalaciones y de sus trabajadores. Tal como pudo saber SURde fuentes presentes en la reunión, la más plausible en estos momentos pasa por llevar a cabo una cesión del terreno por parte del Consistorio al ente regional (en este caso al Servicio Andaluz de Empleo), y no un cambio de titularidad como pretendía la Junta, algo a lo que siempre se había negado la administración municipal porque significaría una pérdida de patrimonio.

La cesión de terreno es la fórmula utilizada en el CIOMijasdesde que se pusiera en funcionamiento, siempre condicionada a que se use para la formación. En este caso, y según las fuentes consultadas, la fórmula sería la misma, tal como se acordó en una sesión plenaria del año 2003. En caso de que el edificio dejara de usarse para esta cuestión, el SAE tendría que devolver al Ayuntamiento el terreno.

Esta propuesta municipal parece gustar a la Junta de Andalucía, que durante estos días lo consultará con sus servicios jurídicos para valorar si es posible seguir estos pasos, y se espera que a principios de la semana que viene haya un pronunciamiento al respecto.

En cuanto a la segunda propuesta, que tendría objeciones legales de algunas de las partes implicadas, ésta se basa en un cambio normativo del pasado mes de octubre, que permite a un consorcio efectuar la cesión de activos y pasivos sin necesidad de llegar a la liquidación.

El problema, según estas mismas fuentes presentes en la reunión, es que habría diferentes criterios en cuanto a si esta norma es aplicable o no al caso del CIOMijas, ya que ésta se modificó después de que se constituyera el consorcio. La interpretación a este respecto es lo que en estos momentos aleja esta posibilidad en el futuro más próximo.

Respecto a la preferencias, el alcalde de Mijas, Juan Carlos Maldonado, explicó en declaraciones a SURque la cesión de los terrenos para uso formativo es la más «atractiva». «Consideramos que es la mejor opción por ser la más rápida, lo que permitiría además que los trabajadores puedan cobrar lo que se les adeuda con la mayor celeridad posible», señaló.

Asimismo, y dejando a un lado la cuestión de la titularidad o cesión del terreno, el Consejo Rector del miércoles sirvió para dar un paso más con la aprobación del balance inicial de liquidación, paso previo necesario para la disolución definitiva del consorcio y para el traslado de los trabajadores al Servicio Andaluz de Empleo.

Pese a estos pasos hacia adelante, el edil de Costa del Sol Sí Puede, Francisco Martínez, anunció que presentará una moción en el próximo pleno de Mijas para exigir a la Junta de Andalucía que se haga cargo «de una vez por todas» de las deudas que mantiene con los trabajadores y proveedores. «La actitud que está manteniendo la Junta de Andalucía en este caso, la falta de empatía y la incapacidad para dar una solución a estos trabajadores a los que se les adeudan 31 nóminas es intolerable», sostuvo el concejal, que estuvo acompañando a los empleados el pasado martes cuando anunciaron la interposición de una nueva querella, esta vez, contra los responsables públicos que están permitiendo que se cometa «este atropello» contra los derechos de los trabajadores.

Martínez criticó, además, la falta de información al resto de la corporación y a los trabajadores del CIOMijas, «que se tienen que enterar por la prensa de lo que está pasando», sentenció.

Mientras las cuestiones administrativas y políticas se siguen dirimiendo en los despachos, los cinco trabajadores del CIOMijastuvieron que acudir ayer al cuartel de la Guardia Civil para denunciar que una o varias personas habían entrado «alguna de estas últimas noches» en las instalaciones del hotel. En una ronda rutinaria, algunos de los empleados comenzaron a ver cosas fuera de lugar –como unas pesas del gimnasio en una maceta–, y al realizar un reconocimiento más exhaustivo, encontraron varios extintores abiertos, puertas y ventanas rotas, así como otra serie de pruebas de que las instalaciones habían sido «invadidas» en algún momento.