Martínez: «Me han ofrecido cosas antes y esta vez tenía que pillarles»

Francisco Martínez Ávila.
Francisco Martínez Ávila. / Iván Gelibter
  • El concejal de CSSP anuncia que llevará a la Fiscalía el intento de compra de su voto a cambio de un trabajo

El concejal de Costa del Sol Sí Puede en el Ayuntamiento de Mijas Francisco Martínez, anunció ayer que pondrá en conocimiento de la Fiscalía el intento de compra de voto por parte del PP del municipio y acusó al presidente local de esta formación, Ángel Nozal, de «sobrepasar los límites de la legalidad».

En un comunicado en el que anunció una rueda de prensa para esta mañana, la marca local de Podemos señala que se trata de un «caso gravísimo en el que se ha intentado chantajear a un cargo público para asaltar la Alcaldía del municipio». Durante la convocatoria prevista, el edil explicará el contenido de la reunión mantenida este pasado martes con Ángel Nozal y otro concejal del PP, Santiago Martín, «un encuentro en el que se solicitó la colaboración de Francisco Martínez Ávila para llevar a cabo una moción de censura contra el actual alcalde, Juan Carlos Maldonado, a cambio de un puesto de trabajo».

Pasillos del Ayuntamiento

Martínez explicó ayer a SUR el motivo por el que decidió grabar la conversación del pasado martes entre él, el edil de PP, Santiago Martín, y el presidente local de los populares, Ángel Nozal. «El pasado viernes, Santiago Martín me abordó en los pasillos del Ayuntamiento. Me aseguró que me tenía cariño, y que por eso me iba a contar una cosa importante», cuenta.

Tal como relata el edil de CSSP, Martín le explicó que había presenciado una reunión entre Ángel Nozal y un abogado, en el que el segundo le aseguraba que tenía una sentencia que, o bien acababa en moción de censura, o que tendría que devolver los 20.000 euros que había cobrado desde que tiene la dedicación exclusiva. «El concejal del PP me explicó que dicha sentencia del Tribunal Supremo argumentaría que un concejal que no forme parte del equipo de gobierno no puede cobrar una dedicación exclusiva si no ha sido aprobada en el primer pleno de la legislatura», señala Martínez. «Santiago Martín», continúa el miembro de Podemos, «me dijo que hablara con Ángel, que él le diría de tener una cita conmigo, y que éste era buena persona y me entendería si le daba mi apoyo. Eso sí, me dijo, tienes que firmar la moción de censura».

Según Martínez, ese fue el momento en el que decidió grabar la conversación. «Esta es la gota que colma el vaso, porque otras veces ya me han intentado ofrecer cosas y esta vez tenía que pillarles. Me sentí chantejeado y eso no lo podía consentir. No sé qué consecuencias tendré si la sentencia del Supremo dice eso, pero yo tengo que ser coherente», concluye.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate