Diario Sur

Mijas inicia el proceso para recuperar la antigua nave de bomberos de Fuengirola

El inmueble se utiliza como almacén, aunque en su momento era la nave de los bomberos. :
El inmueble se utiliza como almacén, aunque en su momento era la nave de los bomberos. : / Iván Gelibter
  • Insta al desahucio de estas instalaciones después de que una sentencia en firme del TSJA determinara la propiedad del inmueble

La propiedad y sobre todo el uso de una nave situada en Mijas -pero muy cerca de Fuengirola- amenaza con convertirse en un conflicto entre ambos municipios de la Costa del Sol. Tal como pudo saber SUR en exclusiva, el Ayuntamiento de Mijas ya ha comenzado los trámites para desahuciar al Consistorio de Fuengirola de las instalaciones de la antigua nave de Bomberos que utilizó durante varios años este municipio vecino, pero que está en el término municipal mijeño.

Fuentes del equipo de Gobierno aseguraron ayer a este periódico «lamentar» tener que tomar esta decisión tan extrema, pero dicen no haber encontrado otra alternativa tras casi un año advirtiendo por la vía del diálogo a la alcaldesa fuengiroleña, Ana Mula, que tenían que desalojar este edificio «que pertenece a todos los mijeños», más aún cuando respalda la decisión una sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Dicha sentencia, a la que SUR ha tenido acceso, fue recurrida, aunque finalmente el Ayuntamiento de Fuengirola perdió también dicha apelación ante el Contencioso Administrativo, acabando así cualquier vía legal.

Tal como explican fuentes municipales de Mijas consultadas, Fuengirola habría estado utilizando a lo largo de los años la nave de bomberos situada en Mijas. El municipio vecino, con el paso del tiempo, construyó su propia nave y el Ayuntamiento mijeño dice estar en su derecho y deber de solicitar la devolución de dicho inmueble a los vecinos, «hecho que denegó la entonces regidora y ahora Parlamentaria del Partido Popular, Esperanza Oña además de la actual alcaldesa, Ana Mula», añaden estas fuentes. Estas circunstancias desembocaron en un proceso judicial interpuesto por Fuengirola donde solicitaban las instalaciones a modo de pago por un presunto consorcio de bomberos del que pedían a Mijas 4,5 millones de euros por los servicios prestados en esta materia.

Finalmente, como ya se ha dicho, el TSJA falló a favor de los mijeños, y recoge en la sentencia que no ha existido consorcio de bomberos en ningún momento, por lo que el Ayuntamiento de Mijas no adeudaría nada por concepto alguno al de Fuengirola. Esos son los motivos por lo que, consideran, no tiene sentido que el Consistorio fuengiroleño siga ocupando un edificio que no le corresponde.

Aparte de las solicitudes verbales, que desde Mijas aseguran que se produjeron por parte de Alcaldía, el Consistorio mijeño le hizo un requerimiento formal y por escrito con fecha 14 de septiembre de 2016 a la regidora fuengiroleña para que devolviera en el plazo de un mes el inmueble, un escrito «ignorado y no contestado» por parte de Fuengirola. En dicho texto, firmado por el propio alcalde, Juan Carlos Maldonado, y al que también ha tenido acceso este periódico, se le solicita a Fuengirola que abandone en el inmueble «en un plazo no superior a un mes».

Asimismo, desde el área de Patrimonio de Mijas se ha solicitado acta a la Policía Local para que constate qué uso se le está dando al inmueble, quedando reflejado con fecha 7 de febrero de 2017 que Fuengirola continúa ocupando el espacio «a modo de almacén». Según aseguran estas fuentes del Consistorio, dicho trámite de la Policía Local supone el comienzo de un «desahucio administrativo» para recuperar un bien municipal, tal y como obliga la ley y el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales. Creen que se trata de una decisión «extrema pero necesaria» dado a que el equipo de Gobierno de Mijas siempre hace «prevalecer» la legalidad, además de ser de justicia que esa nave vuelva a sus dueños originales, «que son todos los mijeños», sentencian.