Diario Sur

Una comisión investigará el desarrollo urbanístico del Hipódromo de Mijas

La sesión plenaria de ayer estuvo marcada por la polémica entre populares y socialistas.
La sesión plenaria de ayer estuvo marcada por la polémica entre populares y socialistas. / I.G.
  • El pleno aprueba por unanimidad esta propuesta, aunque el debate estuvo plagado de acusaciones entre el PP y el PSOE

Una semana después de la rueda de prensa en la que fue anunciada, y tras varios rumores sobre si se lllevaría la propuesta al pleno ordinario de febrero, el Ayuntamiento de Mijas aprobó ayer en la sesión plenaria la comisión de investigación que se encargará de arrojar luz sobre el desarrollo urbanístico del entorno del Hipódromo; un proceso que fue ampliamente cuestionado tras la publicación de un informe del secretario que aseguraba que estaba plagado de «flagrantes ilegalidades».

El debate sobre la creación de dicha comisión -que dicho sea de paso se aprobó por unanimidad-, estuvo protagonizado por los distintos ataques entre PP y PSOE, pero también por las distintas maneras de entender lo ocurrido en el Hipódromo entre los diversos grupos. Francisco Martínez, de CSSP, fue el primero en hablar y uno de los más duros. El edil, que además ha sido el que ha llevado a la Fiscalía el informe del secretario, aseguró que se «regalaron» terrenos de los mijeños a esta «empresita», en relación a Recursos Turísticos, la empresa mixta encargada de gestionar el equipamiento. «Estamos hartos de esto, que es una bomba de relojería a punto de estallar», exclamó, para terminar criticando que solo un concejal (él mismo) se había molestado en trasladar a la justicia este documento.

Distinta fue la consideración de la teniente de alcalde y portavoz del PSOE, Fuensanta Lima, que incidió, como ya hiciera la semana pasada, en la presunción de inocencia. «Estamos condenando de antemano; y una comisión de investigación tiene que servir para investigar, poner transparencia y luz», apuntó.

A partir de ahí, los ataques entre PSOE y PP dieron comienzo, ya que Lima puso en tela de juicio que fueran precisamente los 'populares' los que habían encargado este informe, toda vez que ellos, aseguró, «han estado cinco años gobernando, otros tantos en la oposición y además perteneciendo a los consejos de administración».

La portavoz, aunque no lo confirmó, dejó caer que el exalcalde de la localidad, Agustín Moreno (PSOE), irá a esta comisión, pero también recordó al PP que fueron ellos los que contrataron como gerente del enclave a Antonio Maldonado, el exalcalde del PSOE que puso en marcha el Hipódromo.

Informes a contrastar

Parte de la argumentación de Lima estuvo basada en que todas las actuaciones relacionadas con el equipamiento estuvieron acompañadas de informes-«que ahora habrá que contrastar con el del secretario»-, y que había sido el propio pleno municipal el que había ido aprobando una a una, todas los cambios en el desarrollo urbanístico.

Por su parte, el portavoz del PP, Mario Bravo, desligó cualquier tipo de responsabilidad del PP en esta materia, asegurando que cuando llegaron al poder, «y viendo que no era rentable», iniciaron el proceso de liquidación. «Fíjese cómo será la cosa», apuntó dirigiéndose a Lima, «que cuando entramos en el gobierno nos dimos cuenta de que el Hipódromo ni siquiera estaba incluido en el catastro», señaló Bravo.

Tras denunciar la dificultad para «acceder a la información», el portavoz del PP afirmó que no cree que haya delito por ninguno de los partidos en el caso del Hipódromo, sino «tal vez errores», y exigió al equipo de Gobierno que concluya «de una vez» con el proceso de liquidación.

Quienes sí parecían estar algo más cómodos con el debate fueron los ediles de Ciudadanos. El propio alcalde, Juan Carlos Maldonado, explicó que, desde que llegaron a la Alcaldía, encontraron cuestiones relacionadas con el Hipódromo que «no encajaban», razón por la que se puso la lupa sobre este equipamiento.

Sin embargo, Maldonado, que también apeló a la presunción de inocencia y al trabajo de una comisión que comenzará en 15 días, acusó al PP de haber dejado «3 millones de deuda, trabajadores sin cobrar y las cuentas embargadas». «El Ayuntamiento debe dilucidar la verdad, pero no solo por la imagen, sino por el dinero que se ha perdido de todos los mijeños», sentenció.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate