Diario Sur

Denuncian a Nozal por presunta malversación de 10.000 euros en buzones para dos comunidades de Mijas

Las dos buzoneras se instalaron a final de la legislatura en la urbanización El Hinojal
Las dos buzoneras se instalaron a final de la legislatura en la urbanización El Hinojal / I. G.
  • El equipo de gobierno se basa en un informe de un bufete independiente que también puso en cuestión otra actuación en Parque Andalucía

Algunas de las actuaciones realizadas por el anterior alcalde de Mijas, Ángel Nozal, vuelven a estar en cuestión, y en este caso es el Ayuntamiento el que ha tomado cartas en el asunto, denunciando algunas de éstas ante el Juzgado de Fuengirola. La semana pasada se conoció la existencia de un informe elaborado por un bufete independiente y encargado por el Consistorio para determinar si había delito en la construcción de una sede para una organización en Parque Andalucía, pero este mismo texto hacía también referencia a otra serie de cuestiones, como la instalación de dos buzoneras en la urbanización El Hinojal.

En este texto, al que SUR ha tenido acceso, los expertos ponen en duda la legalidad de esta actuación, que supuso un desembolso de algo más de 10.000 euros para las arcas públicas en un espacio completamente privado. Tal como expresan de manera literal, «la actuación de construcción/reparación no se lleva a cabo en un inmueble municipal, sino que se trata de urbanizaciones de titularidad ajena a ésta, por lo que el procedimiento llevado a cabo ha de ser a través de concesión de subvención en especie, según establece la Ley 38/2003 y el Real Decreto Legislativo 887/2006.

El informe, que separa ambas buzoneras pero que señala a su vez el paralelismo entre ambas acciones, cuantifica que las facturas ascendieron a 1644,39 euros una de ellas, mientras que la otra, que corresponde a más vecinos, tiene un valor de 9005,91 euros.

Asimismo, el informe considera que el supuesto incumplimiento de tanto de la Ley como del Real Decreto Legislativo, «y no habiéndose producido el expediente de concesión en especie, no se puede concluir que (el Consistorio de entonces) haya actuado conforme a las exigencias legales mínimas». El texto concluye, por último, afirmando que estas cuestiones suponen, a su juicio, un supuesto delito de malversación de caudales públicos y otro de prevaricación.

El edil actual de Urbanismo, Andrés Ruiz, calificó ayer esta actuación del gobierno de Nozal como «ilegal», razón por lo que han presentado toda la documentación en el juzgado, como ya hicieran con el edificio en Parque Andalucía. «Ángel Nozal usó dinero de los mijeños para pagar, sin concurso, motivo o paso legal alguno, buzoneras para unos vecinos de unas urbanizaciones», añadió Ruiz, que volvió a incidir, como ya hiciera la semana pasada, en el a su juicio «despropósito» del final de la pasada legislatura.

«Manía persecutoria»

El PP, por su parte, igual que con el asunto del Parque Andalucía, salió a defender una vez más la legalidad de sus actuaciones en ese periodo, cargando además contra el equipo de Gobierno. « La manía persecutoria de Juan Carlos Maldonado y sus excompañeros de partido a Ángel Nozal y todo lo que huela a PP en Mijas es tal que está decidido a acabar con todo lo que hizo durante su mandato, aunque sea algo tan demandado, cotidiano y útil para los vecinos como es una buzonera donde el servicio postal pudiera dejar algo tan normal como la correspondencia de los vecinos», señalaron fuentes del partido a nivel local, que añaden que en sus «delirios y arrebatos antinozalianos», Maldonado parece capaz de buscar la más mínima excusa para derribar la senda litoral o la avenida María Zambrano, por ejemplo, «solo porque se hizo en tiempo de Ángel Nozal, no importándole lo más mínimo las consecuencias que puede tener en los vecinos del municipio».

Por último, desde el partido de centroderecha creen que los mijeños no quieren ver cómo sus políticos se pasan el día «discutiendo y denunciándose unos a otros en los juzgados, ni cómo les amenazan con echar abajo la sede de su asociación de vecinos, su camino rural o las mencionadas buzoneras», sentencian.