Diario Sur

Desvalijan dos chalés y se hacen pasar por sus dueños para alquilarlos a necesitados

  • La Policía Nacional detiene a dos hombres por robar y arrendar viviendas ajenas a familias en situación económica precaria

La Policía Nacional anunció ayer la detención de dos hombres españoles, de 31 años, por su presunta implicación en tres robos en domicilios, dos consumados y uno en grado de tentativa, en inmuebles de Torremolinos y Benalmádena que desvalijaban para después okuparlos y arrendarlos a terceras personas, normalmente familias necesitadas. Ambos acusados ingresaron en prisión. Según las pesquisas, los investigados rastreaban aquellos chalés deshabitados, por lo general segundas residencias, para primero, sustraer el mobiliario y los objetos de valor y, más tarde, okuparlos y arrendarlos haciéndose pasar por sus dueños.

La investigación comenzó tras recibir los agentes dos denuncias por robo en sendas viviendas de una zona residencial de Benalmádena. A los anteriores robos se sumó un tercero en grado de tentativa, en un inmueble en Torremolinos. Las pesquisas se centraron en la identificación y localización de los presuntos responsables de los hechos. Las viviendas fueron desvalijadas en los dos robos consumados, sustrayendo del interior todo tipo de efectos: mobiliario, colchones, menaje de hogar, herramientas e incluso documentación.

Las pesquisas policiales condujeron a la identificación de dos hombres de 31 años, que fueron detenidos como presuntos responsables de los robos. Ambos hicieron un estudio previo que les llevó a unas viviendas deshabitadas y en buen estado de conservación para, una vez dentro de las mismas, sustraer el mobiliario y otros objetos de valor. Los agentes confirmaron también cómo ambos domicilios, los de Benalmádena, fueron arrendados por los presuntos ladrones a familias en una situación económica precaria; aunque los autores de los robos fingieron ser los legítimos propietarios, de ahí que también les atribuyan un presunto delito de estafa.

Respecto al acceso a los inmuebles, los presuntos autores rompieron las cerraduras de las puertas principales y las sustituyeron por otras. Por su parte, en el tercero de los robos, que se frustró, dos hombres fueron vistos cuando forzaban la puerta de una vivienda en Torremolinos.

En un registro efectuado en el domicilio de uno de los investigados, en un inmueble también okupado, los agentes recuperaron la mayor parte de los enseres robados. En concreto, la Policía intervino muebles, colchones, menaje de hogar, vajillas, herramientas, útiles de jardinería y documentación diversa. Los acusados fueron puestos a disposición judicial y las víctimas de la supuesta estaba fueron advertidas de los hechos.