Diario Sur

Lanzados a por la carrera del empleo

Jóvenes de la Lanzadera de Mijas, trabajando en un aula. :: m. gámez
Jóvenes de la Lanzadera de Mijas, trabajando en un aula. :: m. gámez
  • Parados de Mijas recurren al trabajo en equipo a través de un programa para su inserción laboral

Mari Ángeles Rodríguez (50 años) lleva la mitad de su vida sin trabajar. Trabajaba de joven en una panificadora hasta que tuvo gemelas y se dedicó por completo a la maternidad. Una amiga suya le habló de un proyecto que ayudaba a encontrar empleo y no se lo pensó. Ahora quiere trabajar en Atención al Cliente o en gestión de empresas. Es uno de los 20 perfiles de La Lanzadera de Mijas, que ya cuenta con personas en lista de espera para 2017, según indica la concejala de Empleo, Laura Moreno.

El programa la Lanzadera, con una inversión de unos 40.000 euros, cofinanciado por el Fondo Social Europeo (80 por ciento) y la Fundación Telefónica (20 por ciento), tras la idea matriz de la Fundación Santa María la Real y en la que colabora la Junta de Andalucía, está destinado a desempleados con edades entre los 18 y los 59 años, de distinto perfil, a buscar trabajo. De las 60 lanzaderas previstas en Andalucía, la de Mijas (una de las 12 de la provincia), formó parte de la primera tanda de lanzaderas de nuestra comunidad autónoma. El Ayuntamiento de Mijas aportó varias aulas del Edificio de Fomento de Empleo, en Las Lagunas, para que 20 desempleados busquen empleo desde el pasado 25 de octubre hasta el 31 de marzo de 2017.

Se trata de una metodología de trabajo en equipo, en el que cada uno (15 desempleados son menores de 34 años y 5 son mayores de esa edad) debe encargarse de buscar empleo a sus 19 compañeros. Hay perfiles de todo tipo, desde el que solo tiene EGB (Raúl Ramos o Ana Quintana) hasta el que ha hecho un máster (Verónica Aragonés).

«Tras un estudio de investigación de la Fundación Santa María la Real, se descubrió la necesidad de evitar la soledad, la desmotivación y el carácter invisible del desempleado», explica Juan Manuel Muñoz, el coordinador del programa, que da mucha libertad de acción a los usuarios de este novedoso método de buscar empleo, quienes ya han visitado varias ferias de empleo y el 1 de diciembre irán a la Feria de Emprendimiento de Marbella.

Los 20 desempleados han dividido las tareas en tres proyectos: Recursos Humanos e Intermediación, Comunicación 2.0 y Redes Sociales, así como Actos y Eventos profesionales y solidarios.

«Los de Recursos Humanos han creado una base de datos de los compañeros para definir el perfil profesional, harán un mapa de empleabilidad con las empresas objetivos de los perfiles y llamarán para intentar colocarlos», expresa Muñoz, que también explica el papel de los de Comunicación 2.0: «Han mejorado las herramientas de cada uno en las redes sociales e Internet (Facebook, Twitter, Youtube, Linkedin, Instagram y Flickr), tenemos himno propio e incluso presupuesto, que ellos manejan».

Los de Actos y Eventos profesionales y solidarios hacen visible La Lanzadera, organizando desayunos con empresarios, networking, jornadas de expertos de Recursos Humanos y del tema solidario (asociaciones de todo tipo) para difundir los perfiles. Todo, a través del coaching y la inteligencia emocional. Les enseñan a hacer un curriculum vitae, qué imagen dar, cómo presentarse, expresarse y qué decir en las entrevistas, entre otras muchas pautas. «Es cohesionar al máximo un grupo de personas para beneficio de sus compañeros. Se tienen en cuenta los valores», dice Muñoz, que asegura que en las Lanzaderas de fuera de España «se ha logrado el 60 por ciento de la inserción laboral».

Carmen González Reina (44 años), licenciada en Empresariales y que ha trabajado en asesorías contables, una promotora de viviendas y en hoteles de 4 y 5 estrellas, lleva dos años sin encontrar empleo. «La Lanzadera te da esperanzas de hallar trabajo. Fui madre por segunda vez cuando me quedé parada y lo aproveché para formarme como community manager, lo que quiero ser. Elegí La Lanzadera por las palabras 'coaching' e 'inteligencia emocional'. Ahora aplico lo que aprendí».

Raúl Ramos (28 años), que lleva 6 meses parado, quiere cambiar la hostelería y la jardinería por algo más creativo. «Aquí se abren puertas. Quiero trabajar en comunicación, fotografía o diseño». Ana Quintana (32 años), exempleada de Mercadona, afirma: «En La Lanzadera aprendes cómo encontrar empleo».

«Pondré todos los medios para que estos 20 desempleados de La Lanzadera encuentren empleo en abril», señala la edil Laura Moreno.