Diario Sur

La portavoz socialista, durante una rueda de prensa. :: a. g.
La portavoz socialista, durante una rueda de prensa. :: a. g.

La jefa de Contratación presenta alegaciones a la nueva auditoría

  • El PP acusa al equipo de gobierno de no informar sobre estos reparos y de ofrecer una valoración «populista» del informe que analiza la gestión de la anterior legislatura

La jefa de Contratación del Ayuntamiento de Torremolinos ha presentado más de medio centenar de alegaciones a la nueva auditoría externa que analiza el cumplimiento de la legalidad en la anterior legislatura. Este informe, que revela numerosas «deficiencias en la aplicación de las normas que rigen la contratación pública», como en el caso de la publicidad, la transparencia o la igualdad, destapa que algunos de los acuerdos firmados por el Consistorio carecen de base legal y fueron adjudicados de forma directa. De las 58 alegaciones presentadas por la funcionaria, los auditores han admitido siete de forma total y seis de forma parcial. El resto de reparos, que ascienden a 45, han sido rechazados por los auditores, diez de ellos por falta de documentación.

Esta auditoría de tipo legal se suma al análisis financiero de las cuentas municipales entre 2011 y 2015, bajo mandato del Partido Popular, un documento presentado hace un mes y realizado por otra empresa externa. En aquel caso, los auditores detectaron decenas de irregularidades en materia contable y concluyeron que las órdenes de pago «se establecían según criterios o discrecionalidad que establecía el alcalde o su personal de confianza y no según un plan de disposición de fondos aprobado formalmente», además de incidir en que el Ayuntamiento no dispone de una unidad de inspección de tributos ni de un inventario de bienes y derechos que haya sido aprobado.

El PSOE, que gobierna en minoría desde 2015, anunció el jueves que los servicios jurídicos municipales están valorando ambas auditorías para elaborar un informe que será elevado a pleno, órgano que decidirá la posición del Ayuntamiento respecto a las presuntas irregularidades detectadas. Hasta ahora, tanto los socialistas como sus socios de investidura -Ciudadanos, Costa del Sol Sí Puede e Izquierda Unida- se han mostrado partidarios de trasladar a los tribunales las conclusiones de ambos documentos, si bien la formación naranja matizó en el último pleno haber advertido que de la segunda auditoría únicamente se desprenden «errores administrativos», aunque como resultado de la primera sí apuntó hacia una «posible malversación», una valoración a la que hasta ahora nadie se había aventurado.

Respecto a las alegaciones presentadas al documento de tipo legal, los auditores reconocen que algunos de los errores detectados «pueden considerarse un defecto menor, es decir, un vicio inoperante». En otros casos, los redactores del informe desestiman los reparos presentados por la jefa de Contratación al análisis de varios procedimientos contractuales. Por ejemplo, en cuanto a la remodelación de la pista de atletismo los auditores se ratifican en que no queda determinada «la necesidad inaplazable o por razones de interés público» pese a que el expediente se tramitó de forma urgente. En algunos puntos, las propias alegaciones confirman las operaciones destapadas por los auditores, como en lo referente al canon de la plaza de toros en 2013, un importe que el Ayuntamiento «compensó» con la compra de entradas por el mismo valor (24.485 euros).

La secretaria general del PP, Margarita del Cid, acusa al PSOE de «ocultar las alegaciones» presentadas por la funcionaria. Del Cid incide en que, de los 25 procedimientos analizados, 17 cuentan con el visto bueno de los auditores, y sostiene que los socialistas han hecho pública una valoración «populista» de la auditoría, «usando cosas que ni siquiera se mencionan», en referencia a «los contratos a dedo y las facturas en el cajón» cuya existencia anunció la primera teniente de alcalde, Maribel Tocón, antes de que todos los grupos municipales tuvieran el informe y durante una rueda de prensa en la que el equipo de gobierno no informó sobre las alegaciones presentadas.