Diario Sur

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Torremolinos, Maribel Tocón, esta mañana.
La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Torremolinos, Maribel Tocón, esta mañana.

Una nueva auditoría destapa "contratos a dedo y facturas en el cajón" en Torremolinos

  • El PSOE acusa a Fernández Montes de “hipotecar la ciudad por décadas” tras dejar una deuda de 197 millones

La auditoría externa sobre contratos y subvenciones en el Ayuntamiento de Torremolinos, la segunda tras el análisis económico cuyas conclusiones fueron publicadas hace un mes, destapa "contratos a dedo y facturas en el cajón", según ha anunciado esta mañana la primera teniente de alcalde, Maribel Tocón (PSOE). El documento, que analiza la legalidad de los procedimientos administrativos puestos en marcha en la anterior legislatura, bajo mandato del exalcalde Pedro Fernández Montes (PP), pone de manifiesto "la utilización habitual de cargos políticos de confianza para la firma de documentos y la gestión de asuntos públicos" pese a que únicamente tenían potestad para realizar labores de asesoramiento. Tocón ha asegurado que "el despilfarro de dinero y el descarado desprecio a la legalidad" han dejado como herencia una deuda superior a los 197 millones de euros, una cantidad recientemente confirmada por el interventor municipal.

Las conclusiones de la auditoría, uno de los principales acuerdos programáticos que otorgaron la vara de mando al socialista José Ortiz tras dos décadas de mayorías absolutas del PP, revelan que los procedimientos de contratación durante la anterior legislatura "no fueron los adecuados y no tuvieron la publicidad exigida por ley", siempre según Tocón. Como ejemplos, el equipo de gobierno ha citado la contratación de un servicio de seguros por importe de más de 770.000 euros en 2012 o las prórrogas de las ayudas a domicilio y a la dependencia por más de un millón de euros: "Ninguno de estos procedimientos se ajusta a la ley". En el caso del Campeonato de Europa de Baile, los auditores sacan a la luz "indicios más que evidentes de fraccionamiento de contrato al tratarse de un mismo adjudicatario", una irregularidad que Tocón achaca "a la necesidad de eludir la publicidad legalmente exigida". La portavoz socialista también ha denunciado que el Ayuntamiento compró entradas para corridas de toros por valor de más de 27.000 euros en 2013, la misma cuantía que recibió el Consistorio por el canon de la plaza.

Tocón acusa a Fernández Montes de "dejar Torremolinos hipotecado por décadas" y de incumplir la Ley de Contratos del Sector Público y afirma que los auditores han detectado "ejemplos de dietas y gastos sin justificar y un sinfín de ejemplos que deberían causar vergüenza". El Ayuntamiento ya ha trasladado el documento a los servicios jurídicos municipales con el objetivo de que analicen las presuntas irregularidades reveladas en el documento, como ya anunciaron con la primera auditoría, en aquel caso de carácter contable.