Diario Sur

La Seguridad Social destinará 160.000 euros a la vigilancia del hotel Los Álamos

Imagen del antiguo hotel, abandonado desde hace años. :: a. g.
Imagen del antiguo hotel, abandonado desde hace años. :: a. g.
  • Este servicio, abierto a concurso público hasta la semana que viene, trata de mejorar la seguridad de la zona tras los incendios registrados en los últimos meses

La Tesorería General de la Seguridad Social en Málaga destinará 161.172 euros anuales al servicio de vigilancia de las antiguas instalaciones del Hotel Los Álamos. Este servicio, que hasta la semana que viene se encuentra abierto a concurso público, trata de mejorar la seguridad en la zona, donde en los últimos meses se han registrado varios incendios. La cercanía de una gasolina agrava la situación, denunciada por los vecinos y el Cuerpo de Bomberos. La Seguridad Social es propietaria del edificio, que se encuentra en estado ruinoso desde que la empresa que lo tenía alquilado entrase en concurso de acreedores en 2014. Objeto de numerosas okupaciones, el inmueble supone un peligro para la salud pública por la suciedad acumulada y el deterioro de las instalaciones.

Los Bomberos ya alertaron en abril sobre el alto riesgo de incendio debido a la gran cantidad de material combustible que hay en el hotel. En agosto, otro incendio terminó de activar las alarmas y responsables de la Tesorería General de la Seguridad Social se comprometieron mantuvieron una reunión con el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, para comprometerse a cerrar y asegurar el antiguo hotel, donde se han producido decenas de actos vandálicos y se ha llegado a detener a más de una veintena de personas. La Seguridad Social, dependiente del Gobierno central, ya ha iniciado los trámites para la venta del hotel mediante el plan de enajenaciones, que ha sufrido varios retrasos por problemas de ajuste al Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica de la cuenca mediterránea andaluza.

Los responsables provinciales de la Seguridad Social aseguran haber invertido más de 36.000 euros por el tapiado de puertas y ventanas, el cerramiento de algunas partes del muro, la colocación de tapas en arquetas, el desbroce y la retirada de alambradas, la poda de plantas por ocupación de vía pública y la construcción de un muro de hormigón. Pese a estas medidas, y a que hace un año ya se precintó el edificio, okupas y vándalos han violentado las cerraduras una y otra vez, por lo que la Seguridad Social ha optado por el vallado de la parcela y la puesta en marcha del citado servicio de vigilancia, actualmente en licitación, con el objetivo de evitar nuevos conflictos y, sobre todo, incendios.

Trabajadores de la gasolinera colindante ya denunciaron en SUR semanas antes del incendio registrado en agosto que habían tenido que avisar «varias veces» a los Bomberos debido a los fuegos originados en el interior del hotel. En abril, la quema de un colchón puso en pie de guerra a los vecinos, que reclamaron a la Seguridad Social el control del edificio «antes de lamentar males mayores».