Diario Sur

Torremolinos pone en marcha un servicio de prevención y lucha contra los delitos de odio

Francisco Javier Lara y José Ortiz, ayer en el Ayuntamiento. :: a. g.
Francisco Javier Lara y José Ortiz, ayer en el Ayuntamiento. :: a. g.
  • El acuerdo, firmado con el Colegio de Abogados, contempla asistencia jurídica gratuita para atender a las víctimas e interponer denuncias

::Torremolinos prestará auxilio y asesoramiento jurídico a los ciudadanos que, por cualquiera de los supuestos recogidos en la reforma del Código Penal de 2015, sean víctimas de casos de delitos de odio. Un convenio firmado ayer en el Ayuntamiento por el alcalde, José Ortiz, y el decano del Colegio de Abogados, Francisco Javier Lara, contempla la puesta en servicio de asistencia jurídica gratuita, que operará 'on line' para atender las denuncias que se precisen formular. Este acuerdo tiene como objetivo poner fin «a conductas injustas y delictivas con las que algunas personas se aprovechan de la situación de vulnerabilidad de otras», según explicó el regidor. El Consistorio recuerda que nueve de cada diez víctimas de delitos de odio no denuncia por miedo, por lo que la finalidad principal de la iniciativa «es proteger, informar de derechos y guiar en el proceso de denuncia formal de estos delitos».

Durante la firma del acuerdo, Ortiz agradeció «la colaboración e implicación» del Colegio de Abogados y sus letrados: «Asistimos con preocupación a una creciente agudización en la sociedad de comportamientos que incurren en delitos de odio, y desde las administraciones e instituciones hemos de ser contundentes en la respuesta y evidenciar nuestra tolerancia cero ante estas actitudes». El alcalde sostiene que la puesta en marcha de este nuevo servicio resulta «esencial para dar oportunidad, bajo el criterio de dignidad humana, y para que las víctimas de delitos de odio puedan responder y defenderse».

Por su parte, Francisco Javier Lara afirma que los delitos de odio «no sólo afectan a las víctimas de una manera individual, sino que también envían un mensaje de intolerancia a todos los miembros del grupo al que esa persona pertenece» y apunta a los ayuntamientos como pieza esencial en la prevención y lucha contra este tipo de delitos como administración más cercana al ciudadano y por tanto a las víctimas: «Uno de los objetivos de la puesta en marcha de este servicio es animarlas a denunciar estos casos, ya que nueve de cada víctimas no denuncian y es necesario llegar al ciudadano, cambiar la mentalidad».