Diario Sur

La formación naranja también se rehace en Benalmádena

A la renovación de Ciudadanos en Torremolinos se suma la elección de una nueva junta directiva también en Benalmádena, donde la formación naranja se quedó sin representación en el Ayuntamiento tras los expedientes abiertos a sus tres concejales por un supuesto pacto encubierto con el PSOE, un proceso que concluyó con la expulsión del portavoz, Bernardo Jiménez, y con la marcha voluntaria, antes de la resolución de sus casos, de sus dos compañeros de bancada. Tras los comicios internos, Ciudadanos nombró una nueva junta directiva local. Su coordinador y portavoz, Juan Antonio Vargas, sostiene que el principal objetivo de la recién elegida cúpula municipal pasa por asegurar que las personas que integren la lista que concurrirá a las elecciones de 2019 «estén comprometidas con el proyecto, conozcan la ciudad y sus problemas y tengan un nivel alto de preparación». Vargas, que tras el estallido de la crisis política abierta por la expulsión de Jiménez ya coordinó la gestora autorizada por la Secretaría de Organización del partido, recuerda que Ciudadanos «nunca ha dejado de existir en Benalmádena».