Diario Sur

Ciudadanos ya tiene nueva junta directiva en Torremolinos

La nueva junta directiva de Ciudadanos en Torremolinos posa tras la celebración de las elecciones. :: A. G.
La nueva junta directiva de Ciudadanos en Torremolinos posa tras la celebración de las elecciones. :: A. G.
  • La dimisión de la mayoría de miembros de este órgano propició nuevos comicios que concluyeron con la elección de Miguel Rojo como coordinador

Ciudadanos ya tiene nueva junta directiva en Torremolinos. Tras la dimisión de la mayoría de sus miembros, que alegaron discrepancias con la portavoz del grupo municipal, Ángeles Vergara, la formación naranja se recompone en la localidad costasoleña, donde mantiene su condición de llave de gobierno pese a la expulsión del concejal Juan Machío, acusado de favorecer la contratación de un familiar en una empresa pública. El coordinador de la junta, Miguel Rojo, es el único miembro del anterior organigrama que repite en esta nueva configuración. Gabriel Maroto ejercerá de secretario tesorero, Belén Rivas se ocupará de la organización y la logística y local y Jorge Mendoza asume la relación con las asociaciones. La comunicación será responsabilidad de Máximo Scardini mientras que Jaime García estará al frente de Ciudadanía.

En esta ocasión, la agrupación tendrá un enlace con el grupo municipal, una figura que recae en Alonso Cabeza, con el objetivo de evitar las tensiones que enfrentaron a varios miembros de la formación naranja en los últimos meses. Vergara aseguró a este periódico estar «muy contenta» con el equipo y «dispuesta a escuchar ideas». La portavoz naranja afirma que se trata de una junta «renovada, con gente que tiene ganas de captar afiliados», aunque recuerda que la política municipal desarrollada por el grupo «es independiente de la actividad de la agrupación» y que ambas organizaciones «tienen diferentes formas de funcionamiento».

«Equipo integrador»

Por su parte, Miguel Rojo reconoce que es un equipo «muy integrador», con personas «moderadas y dispuestas al entendimiento». Los miembros elegidos en las elecciones que se celebraron esta semana se dedican a la arquitectura, el turismo, las pymes o la administración de fincas, entre otros campos. Rojo sostiene que «hay buena sintonía» con los concejales y apunta a la necesidad de «acabar con las guerras» que marcaron los últimos meses de la anterior junta, disuelta después de que en junio dimitiera su último miembro. «Estamos a disposición del grupo y hay compromiso de colaboración», explica Rojo.

La tensiones internas han marcado la irrupción de Ciudadanos en Torremolinos. La formación naranja, inicialmente con cuatro ediles, cuenta con tres representantes en el Ayuntamiento y votó a favor de la investidura del socialista José Ortiz, una posición que sus concejales no desvelaron hasta última hora y que justificaron por «la necesidad de regenerar» la gestión municipal tras veinte años de mandato del popular Pedro Fernández Montes.

Las discrepancias en el seno del grupo municipal se acabaron trasladando a la junta directiva de la agrupación. La dimisión de la mayor parte de esta junta propició la celebración de elecciones para elegir a los miembros de la nueva organización. Como dicta el reglamento de agrupaciones, la junta directiva fue elegida mediante un sistema de listas abiertas y voto secreto tras la convocatoria de comicios por parte de la Secretaría de Organización de la formación naranja.