Diario Sur

El Ayuntamiento destina 3,2 millones al pago de facturas pendientes

El nuevo plan económico para sanear las cuentas municipales deberá ser trasladado al pleno. :: a. g.
El nuevo plan económico para sanear las cuentas municipales deberá ser trasladado al pleno. :: a. g.
  • La Corporación aprueba una modificación de crédito extraordinaria, que también abonará parte de la paga extra de 2012, tras el ahorro en algunas partidas presupuestarias

La corporación de Benalmádena aprobó ayer por unanimidad, en un pleno extraordinario, una transferencia de crédito procedente de partidas presupuestarias que no se habían agotado. Esta transferencia, por valor de 3,2 millones de euros, será destinada al pago de facturas pendientes, según anunció el Ayuntamiento, así como al abono de parte de la paga extraordinaria de 2012 adeudada a los empleados municipales. Desde el PSOE, que preside la coalición de gobierno, sostienen que esta operación será posible «por una gestión eficiente de las arcas municipales», ya que ha sido propiciada por «el ahorro en los intereses de préstamos y capital».

«Gracias al ahorro en intereses de préstamos hemos logrado no gastar el dinero de determinadas partidas que ahora podemos destinar a estos fines, demostrando que estamos en la senda de la recuperación económica de la elevada deuda de este Ayuntamiento», explicó el alcalde, Víctor Navas. El primer edil se mostró «especialmente satisfecho» por el hecho de disponer de una cuantiosa partida para abonar deudas atrasadas, algo que, unido a pagos anteriores, «va a provocar que dejemos prácticamente a cero nuestra deuda con proveedores y que podamos cumplir con el periodo medio de pago de 30 días».

La transferencia también permite cumplir con los parámetros del Plan de Ajuste y la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. El Ayuntamiento ya celebró en julio un pleno extraordinario para la aprobación de un reconocimiento extrajudicial de crédito con el objetivo de reducir la deuda municipal con proveedores, uno de los preceptos esenciales del Plan de Ajuste. El concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo, anunció entonces que el Consistorio destinaría 6,8 millones de euros a reducir esta deuda. El cumplimiento del plan de ajuste permite al Ayuntamiento acceder a parte de su superávit financiero.