Diario Sur

José Piña y Rafael Herrero. :: sur
José Piña y Rafael Herrero. :: sur

CSSP tacha de «ilegítima» parte de la deuda municipal e insta al PSOE a llevarla a los tribunales

  • El partido instrumental de Podemos asegura que existen más de 27 millones de intereses «que son responsabilidad de quienes gobernaban»

La deuda del Ayuntamiento de Torremolinos, cifrada por el Gobierno local en más de 200 millones de euros, continúa siendo objeto de polémica entre los grupos municipales. Costa del Sol Sí Puede, en la oposición, insta al PSOE, cuya investidura apoyó y que gobierna en minoría, «a actuar con contundencia» y trasladar el asunto a los tribunales. En concreto, el partido instrumental de Podemos considera «ilegítima» la parte de la deuda correspondiente a los intereses generados por los impagos a la Seguridad Social y a los intereses judiciales de más de siete millones en el caso de la deuda que Torremolinos mantiene con el Ayuntamiento de Málaga. Los de Pablo Iglesias aseguran que, en total, se trata de más de 27 millones de euros «que son responsabilidad de quienes gobernaban y tenían conocimiento» de las causas abiertas.

Costa del Sol Sí Puede también exige al Ejecutivo municipal que investigue «en profundidad» los gastos de personal de 2011 y 2012 por valor de 2,3 millones de euros pertenecientes a la Agencia Municipal de Promoción y Desarrollo Local. El concejal de la formación morada Rafael Herrero recuerda que la auditoría externa realizada por una empresa especializada, que reveló decenas de irregularidades en materia contable durante la anterior legislatura, «deja en evidencia la necesidad de la figura de un archivero o documentalista en el Ayuntamiento, una persona que se responsabilice de los documentos que entran y salen del Consistorio para evitar su supuesto extravío».

La deuda municipal continúa siendo un enigma. Aunque el PSOE la cifra en más de 200 millones de euros, el PP asegura que es mucho menor. El exalcalde, Pedro Fernández Montes, llegó a decir en el pleno de investidura que el débito del Ayuntamiento ascendía a poco más de tres millones de euros, y con posterioridad ha matizado sus declaraciones, distinguiendo entre las deudas generadas por un partido u otro. La auditoría externa tampoco revela cuál es la situación real de las arcas municipales, aunque deja claro que no se corresponde con los presupuestos y las liquidaciones de los últimos años.

La primera teniente de alcalde, Maribel Tocón, aseguró hace dos semanas que el interventor municipal está recabando información sobre la deuda del Consistorio a la vez que anunció que el Gobierno local ha trasladado la auditoría a los servicios jurídicos municipales para depurar «posibles responsabilidades administrativas y penales». En el último pleno, la secretaria general del PP, Margarita del Cid, criticó que el resto de grupos «se dediquen a hacer oposición a la oposición» y recordó al PSOE que «es el momento de gobernar y mirar hacia adelante».

La deuda será un punto clave para la aprobación o el rechazo a los presupuestos municipales de 2017. Costa del Sol Sí Puede ya calificó el documento de este año como «chapuza» alegando, entre otras cuestiones, que «no cuadran los datos de la deuda». Su voto en contra, sumado al rechazo del PP, tumbó el presupuesto presentado por el PSOE en junio.