Diario Sur

Una lanzadera de empleo asesorará a una veintena de personas, en su mayoría en riesgo de exclusión social

  • La iniciativa pretende facilitar herramientas de búsqueda de trabajo y guiar a los seleccionados por Santa María la Real hasta su inserción laboral

El Ayuntamiento de Benalmádena presentó ayer su nueva lanzadera de empleo, que pretende servir para que veinte desempleados del municipio encuentren trabajo. La iniciativa, que cuenta con la colaboración de la Fundación Santa María la Real, la Junta de Andalucía y la Fundación Unicaja, facilitará «nuevas herramientas de búsqueda y guiará a los seleccionados para reforzar sus habilidades profesionales, mejorar su empleabilidad y contar con nuevas posibilidades de inserción socio-laboral», según explicó ayer la concejala de Empleo, Beatriz Olmedo. De los veinte participantes, quince serán jóvenes menores de 35 años y los cinco restantes podrán tener hasta 59 años. Todos deberán estar en paro e inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo. Al margen de estos requisitos, el Consistorio aclara que no se buscará un perfil formativo concreto «sino que podrán participar personas con estudios básicos, que procedan de Formación Profesional o Bachillerato, así como diplomaturas o licenciaturas universitarias».

Un 67 por ciento de los integrantes pertenecerán a colectivos en riesgo de exclusión social. Del mismo modo, no se solicita un sector laboral determinado y la participación está abierta a personas con trayectorias diversas, de áreas laborales diferentes, con o sin experiencia, o con especiales dificultades de acceso al mercado laboral. La lanzadera estará integrada «por un equipo muy heterogéneo» con la idea de desterrar la competencia directa y fomentar la cultura colaborativa.

La Fundación Santa María la Real lidera el programa 'Lanzaderas' , que lleva meses implantando por todo el país con una media de inserción laboral del 60 por ciento. Desde Benalforma, sin embargo, aseguran haberse marcado el objetivo de «mejorar aún más esas excepcionales cifras y aumentar la inserción laboral hasta un 80 por ciento».