Diario Sur

El Gobierno negocia con los sindicatos la reordenación del personal municipal

La concejala de Personal y el secretario municipal, en una reunión con empleados públicos. :: A. G..
La concejala de Personal y el secretario municipal, en una reunión con empleados públicos. :: A. G..
  • El Ayuntamiento inicia su primera Relación de Puestos de Trabajo ante la falta de funcionarios y «para garantizar la eficacia y la promoción interna» de la plantilla

Torremolinos continúa con su proceso de reordenación del personal municipal. La falta de funcionarios, la encadenación de contratos temporales durante años y el descontrol en la contratación de trabajadores públicos propició que la corporación aprobase por unanimidad hace un año, tras una propuesta plenaria de Costa del Sol Sí Puede, la puesta en marcha de una Relación de Puestos de Trabajo (RPT), un instrumento utilizado por las administraciones para la organización de sus recursos humanos. El Gobierno local anunció ayer que ya trabaja en la redacción de un documento base que está siendo consensuado con los sindicatos. La concejala de Personal, Carmen García Bernal, y el secretario del Ayuntamiento mantuvieron un encuentro la semana pasada con los representantes sindicales, quienes tienen autorización para asistir a este tipo de encuentros con asesores externos.

García Bernal ya denunció en el último pleno «el mal ambiente» generado por «los rumores malintencionados» relacionados con posibles despidos. La concejala socialista aclaró que la RPT es un procedimiento destinado a «garantizar la eficacia y la promoción interna» de los empleados públicos, así como «a cumplir con la legalidad y acabar con el miedo y la inseguridad laboral», y se comprometió a que «no habrá despidos», pese a que el resultado del documento tendrá carácter vinculante. Los sindicatos ya han aportado sus propuestas a este primer borrador, que dio lugar «a un debate sano y constructivo para que todas las partes implicadas vean satisfechas sus necesidades a la vez que se despejan todas las dudas posibles», según explicó la titular de Personal.

La gestión de los recursos humanos fue uno de los asuntos más criticados por la oposición y los sindicatos durante el mandato del Partido Popular, que gobernó con mayoría absoluta en Torremolinos hasta el año pasado. La práctica de encadenar contratos temporales cada varios meses, incluso en los casos de trabajadores que llevaban años prestando servicios para el Ayuntamiento, algunos de ellos hasta casi dos décadas, fue denunciada en varias ocasiones por Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores. También la Sala de lo Contencioso de Málaga condenó al Consistorio en 2007 por no haber realizado una RPT, como exige la ley.

«Fraude de ley»

La exconcejala de Personal y actual edil popular, Susana Chraibi, responsable del área desde 2007 hasta 2015, acusó a su sucesora de «hablar a los trabajadores como si fueran 'lelos', infravalorándolos para vender consenso y luego hacer todo lo contrario». García Bernal recuerda que el PP mantuvo «un fraude de ley» con la mencionada encadenación de contratos laborales y la ausencia de una RPT. El actual Gobierno local comenzó en septiembre la reconversión de más de 300 empleados laborales temporales en indefinidos. También el portavoz de Izquierda Unida arremetió contra la política de recursos humanos empleada por el PP en Torremolinos y acusó a Chraibi de «sembrar el alarmismo» después de haber «practicado el acoso laboral durante años, enchufando y violando los derechos fundamentales de los trabajadores, como demuestran siete condenas judiciales».

Por su parte, los populares aseguran que el Ejecutivo presidido por José Ortiz ha generado «incertidumbre y miedo laboral» entre la plantilla. La corporación tumbó en el último pleno la propuesta de Costa del Sol Sí Puede de elaborar una auditoría de recursos humanos de formas paralela a la RPT para «poner fin al enchufismo».