Diario Sur

Torremolinos concedió más de 700.000 euros de subvenciones al IAE sin base legal

  • El Ayuntamiento inicia hoy el procedimiento «para recuperar el perjuicio económico ocasionado a las arcas municipales»

El Ayuntamiento de Torremolinos anunció ayer la suspensión cautelar de la aplicación de las subvenciones del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), como adelantó este periódico la semana pasada. Estas ayudas, otorgadas desde 2007 a empresas que facturan más de un millón de euros anuales, carecen de base legal, según un informe elaborado por el Área Económica y ratificado por el interventor municipal. Desde el Gobierno local aseguran que estas subvenciones, que no estaban contempladas en ninguna ordenanza y que fueron aprobadas por los únicos votos a favor del Partido Popular en 2007 y 2012, cuando tenía mayoría absoluta, han ascendido a más de 700.000 euros.

El informe del interventor y la jefa de la asesoría jurídica del Ayuntamiento sostiene que los «caudales públicos no pueden malversarse con fines electoralistas ni clientelistas». Las ayudas fueron suspendidas en septiembre, 15 meses después de la llegada a la Alcaldía del PSOE, que gobierna en minoría. Tanto los socialistas como Izquierda Unida advirtieron de la ilegalidad de estas ayudas en el pleno de junio de 2007, cuando fueron aprobadas por primera vez. El PP sacó adelante en solitario la ayuda del 25 por ciento a las grandes empresas cuya sede social radicase en Torremolinos. El porcentaje bajó hasta el 15 por ciento en 2012, con motivo de la crisis. El exalcalde, Pedro Fernández Montes, responsabiliza a los técnicos municipales, «que entendieron que las ayudas debían canalizarse como subvenciones y por lo tanto son responsables de la posible improcedencia de las mismas, pero en ello no hay dolo ni culpa o negligencia».

Fernández Montes alega que el objetivo de estas ayudas era «incentivar a los hoteles para que no cerrasen en invierno». Desde Izquierda Unida, sin embargo, aseguran que el PP «fue advertido en varias ocasiones» acerca de la falta de base legal de las subvenciones al IAE. El que fuera portavoz socialista en 2007, Juan Ortuño, recordó en pleno que la Ley General de Subvenciones no recoge este tipo de beneficios fiscales. Ortuño, a quien Fernández Montes acabó retirándole la palabra, llegó a afirmar en su intervención plenaria que la moción aprobada por el PP «no cumple la ley». Pese a la advertencia, la bancada popular al completo aprobó las subvenciones del 25 por ciento al IAE.

La primera teniente de alcalde, Maribel Tocón, aseguró ayer que las ayudas «no fomentaban ninguna actividad de utilidad pública ni de interés social como obliga artículo 3 de la Ley de Subvenciones». La portavoz socialista sostiene que las subvenciones se concedían «única y exclusivamente» para dar «cumplimiento del programa electoral que votó mayoritariamente el pueblo de Torremolinos», en referencia al argumento utilizado por el PP en las dos sesiones en las que aprobó la ayuda.

Pleno

El Gobierno local llevará el asunto al pleno de octubre, que se celebra hoy, con el objetivo de revocar las subvenciones e iniciar el procedimiento de lesividad «y la recuperación del perjuicio económico ocasionado a las arcas municipales». Desde Costa del Sol Sí Puede afirman que exigirán «responsabilidades políticas, administrativas y penales, si las hubiera» y sostienen que «no basta con haber suspendido las subvenciones», por lo que insta al Ejecutivo local a «emprender las acciones pertinentes».

IU también ha solicitado públicamente que se tomen «las acciones políticas y jurídicas que sean necesarias contra los responsables de haber aprobado y mantenido una subvención sin base legal a pesar de haber sido advertidos de ello, causando un evidente quebranto económico a las arcas municipales».