Diario Sur

El Ayuntamiento de Torremolinos suspende de forma cautelar las ayudas del IAE por ser "ilegales"

  • El informe de la jefa de la Asesoría Jurídica del Área Económica municipal ha indicado que los "caudales públicos no pueden malversarse con fines electoralistas ni clientelistas"

El Ayuntamiento del municipio malagueño de Torremolinos suspendió cautelarmente la aplicación de las subvenciones del IAE el pasado 14 de septiembre "al carecer de base legal suficiente para su mantenimiento".

El informe de la jefa de la Asesoría Jurídica del Área Económica municipal y el interventor general, señala que esas subvenciones "carecen de la base legal suficiente ni hay ordenanza que lo regule" e indica además que los "caudales públicos no pueden malversarse con fines electoralistas ni clientelistas".

Según los datos de la Delegación municipal de Hacienda, la consecuencia de la ilegalidad de las mociones y decretos ha podido ocasionar "un perjuicio a los caudales públicos que se estima en torno a 705.000 euros". "La intención del equipo de gobierno ha sido siempre suspender estas subvenciones al existir indicios de su ilegalidad", ha sostenido la primera teniente de alcalde y portavoz, Maribel Tocón.

Este jueves se llevará este asunto al pleno ordinario para que se acuerde "el inicio del procedimiento de lesividad, la revocación de las subvenciones del IAE y la recuperación del perjuicio económico ocasionado a las arcas municipales".

El actual equipo de gobierno, a la vista de estos informes, ha puesto en marcha los mecanismos para que la suspensión de estas ayudas se llevase a pleno. En los informes se determina respecto al IAE que "se concede una ayuda a empresas sin determinar para qué sirve esa ayuda y con qué finalidad se otorga".

"Este elemento es de suma importancia ya que el incumplimiento del objetivo por el cual se otorga determina el reintegro de la ayuda. Ni en la moción ni en el acto de concesión de la subvención se especifica cuál es el objetivo de la ayuda", ha explicado.

Además, se establece que las ayudas no fomentaban ninguna actividad de utilidad pública ni de interés social como obliga el artículo 3.c) de la Ley 38/2003 de 17 de noviembre. La concejala ha citado textualmente que se concedía la ayuda única y exclusivamente para dar "cumplimiento del programa electoral que votó mayoritariamente el pueblo de Torremolinos". "Bastan estos dos argumentos para concluir que la ayuda al IAE no es una subvención", apuntan los informes jurídicos.

Estas subvenciones se aprobaron en junio de 2007 "con la mayoría absoluta del Partido Popular, de forma unilateral y en solitario con el voto en contra del resto de forma