Diario Sur

CSSP pide la dimisión de los concejales del PP por «llevar a la ruina» al Ayuntamiento

::Las reacciones de los grupos municipales a las conclusiones de la auditoría han vuelto a agitar el escenario político local. Costa del Sol Sí Puede exigió ayer la dimisión de los siete concejales del PP que formaban parte del anterior Ejecutivo, presidido por Pedro Fernández Montes. El partido instrumental de Podemos considera que los populares han llevado el Ayuntamiento «a la ruina» e insta al PSOE, que gobierna en minoría, a trasladar el informe a la Fiscalía y a la Cámara de Cuentas de Andalucía. Desde la formación morada aseguran que los ediles del PP «han incurrido en una serie de ilegalidades que en algunos casos deberían llevar a la inhabilitación para cargo público». Por su parte, en Ciudadanos sostienen que «la época de los gobernantes caciques que consideran las instituciones sus cortijos ha terminado» e IU acusa a los populares de «perseguir trabajadores, hacer listas negras, subvencionar a dedo y falsear cuentas».

Por su parte, Fernández Montes, que continúa siendo presidente del PP en Torremolinos, califica la auditoría de «arma política» y achaca la falta de información a la que los auditores hacen mención en reiteradas ocasiones a un intento del PSOE de «sembrar la duda». La portavoz popular, Margarita del Cid, exige a los socialistas que «dejen de gastar dinero de los torremolinenses para hacer oposición al PP y justificar su nefasta gestión».

La auditoría, de carácter externo, fue adjudicada tras un concurso público a la empresa Faura-Casas por valor de 23.958 euros. Su puesta en marcha era parte del acuerdo de investidura alcanzado por el PSOE con Ciudadanos, Costa del Sol Sí Puede e Izquierda Unida, cuyos votos terminaron con dos décadas de mandato de Fernández Montes, que alega haber dejado un patrimonio de 575 millones de euros y haber invertido más de 310 millones en obras de mejoras.