Diario Sur

Triselecta incrementa en SIAL París a 60 la lista de países a los que exportar

Juan Antonio de la Coba, de Triselecta, en SIAl París. :: sur
Juan Antonio de la Coba, de Triselecta, en SIAl París. :: sur
  • La firma malagueña, especializada en el envasado y la distribución de azafrán, comercializa el diez por ciento de este producto en el mundo

Triselecta es una empresa con sede en Torremolinos especializada en el envasado y la distribución de azafrán. Su actividad se centra en hacer llegar esta especia natural al máximo de hogares de todo el mundo. Actualmente, la compañía malagueña exporta azafrán a 55 países y comercializa cerca del 10 por ciento de la producción mundial, que se estima en unos 150 toneladas anuales. «Dependiendo de la producción de cada año vendemos entre siete y 12 toneladas. Gracias a nuestra presencia en la feria confiamos en que este año podamos incrementar el listado de países a los que exportamos a unos 60. De hecho, hemos establecido contactos con distribuidores de países del Báltico, con una renta media alta, que nos va a permitir entrar con nuestro azafrán», explica el director comercial de Triselecta, Juan Antonio de la Coba. «Estas ferias son de una gran interés porque nos permite contactar con clientes de todo el mundo y además establecer nuevos contactos que nos pueden abrir nuevos e interesantes mercados cuyos consumidores comienzan a interesarse por el azafrán», apunta De la Coba.

Triselecta, que factura unos 12 millones de euros, lleva años promoviendo el consumo del azafrán e intentando eliminar conceptos como que se trata de un producto prohibitivo y caro. «Nuestro filosofía es vender calidad y promover el azafrán como un ingrediente natural que aporta color, aroma y sabor a multitud de platos, además de múltiples beneficios a la salud asociados a su consumo. Fomentamos el uso del azafrán frente a sustitutivos artificiales como el colorante alimentario», señala.

Según De la Coba, el uso del colorante es el mayor problema que la empresa azafranera encuentra en España para extender el consumo de su producto.

Museo en Valencia

En un intento de fomentar el consumo de azafrán, Triselecta tiene abierto un Museo del Azafrán en el mercado central de Valencia, origen de la paella, con el objetivo de concienciar al público y a la hostelería sobre el uso de este condimento. La empresa implantada en Torremolinos ha lanzado recientemente varios productos nuevos como los formatos de hostelería del azafrán molido y un sazonador de paella sin sal, así como un aceite de oliva con azafrán y un té con azafrán. «La respuesta ha sido muy positiva y esto nos ha permitido ampliar nuestros canales de distribución en varias regiones», señala De la Coba.

La firma, que comercializa las marcas Triselecta y Safrina, realiza un importante esfuerzo inversor todos los años para contar con los últimos equipos y maquinaria con el fin de ofrecer todo tipo de formatos y envases