Diario Sur

Torremolinos inicia las obras previas a la peatonalización del centro urbano

La plaza Costa del Sol permanece cerrada al tráfico de vehículos desde hace casi un año.
La plaza Costa del Sol permanece cerrada al tráfico de vehículos desde hace casi un año. / A. G.
  • El lunes comienzan la renovación de la red pública de saneamiento y las mejoras en la imagen de la plaza de La Nogalera y la Cuesta del Tajo

Torremolinos se prepara para su mayor cambio urbanístico. El Ayuntamiento anunció ayer que las obras previas a la peatonalización del centro comenzarán el lunes. El Gobierno municipal pretende construir un bulevar ajardinado que enlazará las calles María Barrabino y Peligro a través de la Cuesta del Tajo, unos trabajos que cambiarán por completo la imagen del casco histórico del municipio. La primera actuación tendrá lugar en la plaza Costa del Sol, que desde hace casi un año permanece cerrada al tráfico de vehículos y donde ahora se renovará la red pública de saneamiento y abastecimiento de agua, una obra fundamental para convertir en peatonal esta arteria del centro urbano.

Lejos de paralizar el proyecto, la negación de fondos europeos parece haber impulsado los planes del Ejecutivo presidido por el alcalde, José Ortiz, que ayer se reunió con vecinos y comerciantes del centro para presentar el proyecto de renovación de la red de saneamiento integral de la zona, unos trabajos que durarán cerca de tres meses y que pararán entre el 10 de diciembre y el 10 de enero para no entorpecer la actividad comercial durante la época navideña. El regidor anunció que las obras pondrán fin a los problemas de inundaciones que se registran desde hace años en días de lluvia en la intersección de las avenidas Palma de Mallorca y Joan Miró. La construcción de una nueva canalización y el desdoblamiento de la red de saneamiento permitirán reducir la carga de caudal que desciende desde la calle Europa hacia La Nogalera y evitar inundaciones.

A la peatonalización del centro se suman la instalación de un mercado gourmet en la plaza de la Independencia y la creación, a través de una iniciativa privada, de un gran parque comercial y de ocio al norte del Palacio de Congresos, actuaciones que modificarán la fisonomía del municipio en los próximos años. El primer edil apeló a la «comprensión» de vecinos y comerciantes y adelantó que las obras incluirán la mejora de la accesibilidad y la estética de la plaza de La Nogalera, la Cuesta del Tajo y la calle Peligro: «Se va a cuidar mucho la imagen, el equipamiento urbano y la solería para que tengamos un centro histórico del que estemos orgullosos».

Las obras que llevará a cabo la empresa pública Aguas y Saneamiento de Torremolinos (Astosam) tendrán seis fases. La cuatro primeras fases se ejecutarán antes del comienzo de la campaña navideña, mientras que las dos últimas comenzarán a partir del 10 de enero en la calle Doctor Ubalgo y en la avenida Isabel Manoja. Astosam instalará nuevas canalizaciones en policloruro de vinilo (PVC) que deriven las aguas fecales que bajan por calle Europa hacia el colector que discurre por calle San Miguel.

El Partido Popular, en la oposición, critica «la precipitación» del Gobierno socialista, al que acusan de «comenzar la casa por el tejado», en referencia a la falta de dotación presupuestaria para el proyecto. Los populares trasladaron en el último pleno «las dudas que en estos momentos asaltan a los vecinos de Torremolinos referentes a la falta de disponibilidad económica para llevar a cabo proyectos tan importantes como la peatonalización, que iban a ser financiados con fondos europeos».

Pese a la negativa de Bruselas, desde el Ayuntamiento recuerdan que «hay más convocatorias para obtener fondos europeos y distintas vías de financiación tanto propias como de otras instituciones». Ortiz espera que los ingresos por licencias urbanísticas, además de los derivados del Plan General de Ordenación Urbana que la Junta de Andalucía aprobará previsiblemente en los próximos meses, generen liquidez para impulsar proyectos propios y a la vez reducir la deuda municipal, que cifra superior a los 200 millones de euros.