Diario Sur

El Ayuntamiento subrogará a la plantilla del Palacio de Congresos tras disolver su sociedad

El recinto, propiedad de Turespaña, será explotado de forma directa por el Ayuntamiento. :: a. g.
El recinto, propiedad de Turespaña, será explotado de forma directa por el Ayuntamiento. :: a. g.
  • Una auditoría revelará «la situación económica real» de la empresa pública, extinguida ayer tras presentar pérdidas en 2013 y 2014

La Junta General del Palacio de Congresos de Torremolinos, empresa municipal constituida en 1996, ratificó ayer el acuerdo de disolución de su mercantil, cuyo recinto será explotado de forma directa por el Ayuntamiento. La medida, tomada a instancias del Ministerio de Economía y Hacienda después de que la sociedad presentara pérdidas durante dos años consecutivos, en 2013 y 2014, incumpliendo así la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, «no supone en ningún caso el cierre del palacio ni el cese de su actividad», según informó la concejala de Administración Pública, Carmen García. La disolución fue ratificada por todos los grupos políticos salvo el PP, que se abstuvo.

La disolución de esta empresa pública volvió a enfrentar al PSOE, en el Gobierno desde junio del año pasado, y los populares. Los socialistas aseguran que el Ayuntamiento subrogará a toda la plantilla de la mercantil, en torno a una veintena de empleados, y acusan al PP de no implementar las medidas oportunas para evitar la liquidación, «única opción legal ahora». Las pérdidas acumuladas durante los años señalados ascienden a poco más de 23.000 euros, aunque el déficit real de la sociedad es mayor. Bajo mandato del PP, el Ayuntamiento equilibró con fondos propios los gastos e ingresos de esta empresa municipal, un asunto denunciado en anteriores legislaturas por la oposición, pero no evitó que presentara sus cuentas en negativo durante dos ejercicios consecutivos, por lo que tendría que haber puesto en marcha un plan de corrección de su desequilibrio económico antes de diciembre de 2014, una medida que nunca llegó a tomarse.

Único presupuesto

Los populares sostienen que el PSOE no presentó alegaciones en los plazos señalados «para salvaguardar la estabilidad de la sociedad» y denuncian que se ha presentado un único presupuesto perteneciente a una empresa privada para contratar la auditoría de la sociedad pública: «El Gobierno local se comporta de manera irresponsable y casi negligente al no agotar todas las opciones posibles para evitar la disolución».

El acuerdo de la Junta General incluye la designación de la empresa encargada de llevar a cabo el balance de cuentas y la liquidación del consorcio, un proceso que «salvo imprevistos» estará concluido antes del cierre del actual ejercicio. El liquidador realizará un informe económico financiero que recogerá la situación real de la empresa. Desde el Gobierno municipal insisten en que la disolución «no implica grandes cambios», ya que la gestión será llevada a cabo desde el Ayuntamiento, que es el concesionario directo del convenio de explotación del palacio que se mantiene con Turespaña.