Diario Sur

La Policía detiene en la feria de Fuengirola a un hombre armado con una espada y un cuchillo

  • Un guardia civil adscrito al cuartel de Mijas tuvo que reducirle a tiros el año pasado después de que le atacara armado con un cuchillo de grandes dimensiones con el que hirió a un compañero

Un hombre fue detenido en la noche del lunes por agentes del Cuerpo Nacional de Policía cuando se encontraba en la feria de Fuengirola armado con una espada y un cuchillo de grandes dimensiones. En concreto, se le arrestó por un supuesto delito de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad, según confirmaron las fuentes consultadas.

Al parecer, el sospechoso fue localizado por una patrulla del CNP que efectuaba labores de vigilancia con motivo de la fiesta de la localidad. Al darle el alto, el hombre se habría enfrentado a los policías nacionales, que finalmente consiguieron reducirle, desarmarle y detenerle.

Sin embargo, no es la primera vez que los agentes se tienen que enfrentar a este hombre. Y es que hace justo un año, un guardia civil adscrito al cuartel de Mijas tuvo que reducirle a tiros después de que le atacara armado con un cuchillo de grandes dimensiones, con el que hirió a un compañero durante el forcejeo para inmovilizarlo. El suceso se saldó con un tercer herido, un joven ajeno al suceso que recibió un impacto de rebote en una pierna.

Arresto anterior

Los hechos sucedieron en torno a las nueve de la noche en la calle San Juan, en Mijas. Varios ciudadanos alertaron al 112 tras cruzarse con un hombre que blandía un cuchillo de grandes dimensiones y que insultaba y amenazaba a todo aquel que encontraba a su paso, al parecer, llegó a entrar en un bar e intimidó a los clientes.

En el momento de la detención, los guardias civiles se dieron cuenta de que ya conocían al sospechoso. Se trataba de un hombre de origen marroquí, de unos 30 años, que había sido detenido solo dos días antes cuando empuñaba un hacha y un cuchillo, y que había quedado en libertad