Diario Sur

La Virgen del Rosario, durante la misa flamenca. :: m. gámez
La Virgen del Rosario, durante la misa flamenca. :: m. gámez

Fuengirola se vuelca con su Patrona

  • Más de 2.000 personas rinden culto a la Virgen del Rosario en la misa flamenca y en la procesión

  • Las canciones de Virginia Rico y las petaladas a la Imagen fueron algunos de los momentos más emotivos en el día grande de la localidad

Fuengirola vivió ayer con intensidad su primera jornada completa de feria tras la inauguración, anteanoche, del alumbrado en el recinto ferial. No en vano, el día de la festividad de la Patrona, la Virgen del Rosario, es uno de los más esperados del año. Desde primeras horas de la mañana, cuando la Imagen Bendita fue portada desde la iglesia que lleva su nombre hasta un extremo del escenario instalado en la Plaza de la Constitución, hasta cuando se produjo el repiqueteo de campanas que da origen al inicio de la homilía, se fue poblando de feligreses y de turistas, nacionales y extranjeros, hasta el punto de que albergaba más de 2.000 personas. Muchas de las mujeres, con sus trajes de faralaes o con sus mantillas, demostrando esa belleza propia de Andalucía.

Durante más de cuatro horas, los fuengiroleños mostraron el amor y la devoción que sienten por su Patrona, a la que rindieron culto, primero con el silencio mientras oían la eucaristía oficiada por los sacerdotes y más tarde con las canciones que dedicó, tanto a la Virgen como a Fuengirola, la cantante local Virginia Rico, a su vez presentadora del pregón anteayer por la noche. Ni que decir tiene que cautivó a todos con su voz angelical.

Apoyo a un centro de acogida

Al término de la misa flamenca, que duró algo más de una hora, la Diócesis de Málaga solicitó donativos para el centro denominado 'Calor y Café', un proyecto de acogida nocturna llevado a cabo por una serie de voluntarios y destinado a personas que duermen en la calle. El pueblo de Fuengirola, implicado siempre cuando hay necesidad de por medio, fue bastante generoso en las aportaciones.

Tras la misa, que finalizó cerca de las 11.15 horas, fue el momento de acompañar a la Virgen del Rosario Coronada por las calles céntricas. Plaza de la Constitución, avenida Condes de San Isidro, calles Marconi, Palangreros, Larga y España, hasta volver a la Plaza de la Constitución, a su templo. La procesión estuvo comandada por los representantes de las hermandades de Fuengirola (de Pasión, del Cautivo de Los Boliches, del Yacente, del Rocío, del Carmen), además del Grupo Parroquial El Carmen, y, a pocos metros, se encontraban las autoridades locales, con la alcaldesa, Ana Mula, y el equipo de gobierno al frente, seguidos por el resto de la Corporación Municipal (a excepción de los representantes de Izquierda Unida y Costa del Sol Sí Puede Tic Tac), así como las Fuerzas de Seguridad del Estado. En la calle Palangreros se incorporaron los caballistas, añadiendo suntuosidad y porte al momento. La música corrió a cargo de la Asociación Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Dúrcal (Granada) y la Banda Municipal de Música de Fuengirola.

Tanto antes como después del recorrido, en las calles Marconi, a la ida, y España, a la vuelta, ya a punto de llegar a la Plaza de la Constitución, se vivieron dos de los momentos más entrañables, con sendas petaladas a la Señora. Fueron instantes que pusieron los vellos de punta. No faltaron los gritos espontáneos de 'Viva la Virgen del Rosario'. Las tiradas de pétalos fueron enormemente aplaudidas por quienes se encontraban alrededor, sobre todo la última, ya con la Iglesia del Rosario a la vista.

Sobre las 14.30 horas finalizó una procesión que se hizo corta para aquellos que sienten fervor hacia quienes van dirigidos los ruegos y los agradecimientos. A partir de entonces, ya entrada la hora del almuerzo, una gran mayoría de personas se dispersó por las calles aledañas a la Plaza de la Constitución (Marbella, Alemania, Plaza de los Chinorros o las citadas con anterioridad) o la zona conocida popularmente como 'la calle del hambre', cercana al Gastromercado La Galería para degustar algunas de las muchas exquisiteces que ofrecen los numerosos restaurantes de este municipio costero. También hubo decenas de personas que prefirieron acudir al recinto ferial para almorzar en algunas de las 32 casetas y continuar la fiesta. Y es que la devoción no está reñida con la alegría.

De los toros a la música

Desde la primera, El Boquetillo, hasta la última, la Peña Taurina (ayer se pusieron a la venta las entradas para la terna formada por Juan Bautista, el fuengiroleño David Galán y el torero peruano afincado en Fuengirola, Joaquín Galdós, corrida que será mañana a las 18.00), prácticamente todas ofrecen, además de argumentos culinarios, actuaciones en vivo. Como muestra, un botón: la música de Los Centellas en la Peña El Cántaro o el humor de Justo Gómez en Nuevas Amistades. Ayer, los aficionados al flamenco disfrutaron con Estrella Morente, Isabel Guerrero, Sebastián Navas y Pepe López, además del cuadro flamenco Azabache. Aún restan cinco días de diversión.