Diario Sur

El pleno insta a la Junta a concertar plazas para el centro de alzhéimer

El pleno celebrado ayer en Fuengirola instó a la Junta de Andalucía a concertar plazas para el centro 'Adolfo Suárez' de la Asociación de Familiares de enfermos de Alzheimer (AFA), ubicado en Los Pacos hace dos años tras la cesión del terreno por parte del Ayuntamiento. La entidad inició en verano una campaña de recogida de firmas para solicitar este convenio, que aún permanece vigente, tanto para el centro diurno, que atiende a 25 usuarios a pesar de tener capacidad para 60, como para los talleres de psico-estimulación, diseñados para atender a un centenar de personas, si bien solo hay 62 inscritas.

La AFA atiende a este tipo de pacientes y a otros afectados por demencias. En el citado centro, los afectados reciben todo tipo de ayudas y terapias, con el objetivo de mejorar su calidad de vida. Con el propósito de mejorar aún más la asistencia, el pleno aprobó ayer la mencionada moción.

La encargada de presentar la propuesta fue la alcaldesa, Ana Mula, quien resaltó la trayectoria de AFA a la hora de ayudar a los afectados de Fuengirola y Mijas Costa, así como a sus familiares, recordando que la asociación comenzó su andadura en 2003 y que desde entonces ha ayudado a un número importantísimo de enfermos de alzhéimer y a sus familias. La inauguración del centro en 2014 supuso un antes y un después en el funcionamiento de esta asociación.

Unidad de Estancia Diurna

Actualmente, se ofrecen servicios como la Unidad de Estancia Diurna, el programa de respiro familiar, terapias de grupo, talleres de psico-estimulación o de rehabilitación y fisioterapia.

El concejal de Servicios Sociales, Francisco José Martín, explicó que, además del concierto de plazas, se muestra el apoyo a todas las acciones que emprenda la entidad social hasta conseguir este objetivo, además de instar al Gobierno Central a incrementar el gasto en I+D+I en investigación sanitaria para la lucha contra el alzheimer. «Nos indicaron que solicitaban el apoyo político y se lo damos. Ellos necesitan el convenio porque muchos ciudadanos precisan esa atención especializada», indicó el edil.

La unidad de Estancia Diurna se levanta sobre una parcela de 1.000 metros cuadrados. Entre los avances, destacan los sensores en el suelo que se instalarán en los baños para detectar posibles caídas o desvanecimiento de los enfermos que aún pueden acudir solos.