Diario Sur

El equipo de gobierno de Benalmádena llevará a pleno la modificación de una ordenanza sobre turismo

  • El concejal de Urbanismo ha informado de que algunos epígrafes de la actual norma que regula las tasas que se aplican a los trámites administrativos del área "están totalmente desactualizados"

El concejal de Urbanismo, Vías y Obras, Oscar Ramundo, del Ayuntamiento de Benalmádena (Málaga) ha anunciado este miércoles que se llevará al pleno ordinario de septiembre la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa de actividades urbanísticas, para proceder así a su aprobación.

El concejal ha informado, en un comunicado, de que algunos epígrafes de la actual ordenanza que regula las tasas que se aplican a los trámites administrativos del área de Urbanismo, Vías y Obras "están totalmente desactualizados", mientras que en otros "no se cobra tasa alguna por no estar regulados en ninguna de las ordenanzas anteriores".

La organización de la ordenanza que se propone reproduce, en algunos aspectos, los epígrafes recogidos en la de 1992, donde se incluían muchos más hechos impositivos que en la ordenanza de 2001, "sobre todo en los trámites de planeamiento, ya que en la actual ordenanza vigente apenas se cobran tasas", según ha explicado Ramundo.

Del mismo modo, el edil ha añadido que dicha ordenanza llevaba "sin modificarse 15 años", y que "hemos querido modificar tasas que resultan injustas para los ciudadanos que sí cumplen con sus obligaciones". En esa línea, ha dicho que desde el año 2001 se vienen aplicando las actuales tasas. "Han transcurrido 15 años sin que las distintas Corporaciones anteriores no se hayan preocupado por analizar la equidad o no de las mismas en función de los servicios prestados por el Ayuntamiento a los ciudadanos", ha indicado.

Para el concejal, algunos trámites urbanísticos requieren de urgente revisión e incremento en la liquidación de las tasas vigentes, "por su complejidad y por su falta de proporcionalidad, para desalentar así la impunidad que impera en el municipio, por ejemplo, en las prescripciones de obras construidas ilegalmente".

En este apartado es donde se propone un importante incremento de la tasa, ya que hasta la fecha se pagan unas cantidades insignificantes que ni siquiera alcanzan para cubrir el diez por ciento del coste del servicio, apenas 150 euros por la prescripción de una obra ilegal.

A este respecto, Ramundo ha apuntado que con la propuesta de modificación de la ordenanza que regula la tasa urbanística "viene a poner equilibrio entre los ciudadanos, es decir, que pagará menos tasa el ciudadano que hace las cosas bien", para así solucionar el problema de las obras sin licencia que se viene produciendo, ha apuntado.

Además, existen otros expedientes que se tramitan que no están regulados directamente en la ordenanza vigente y por los que, por tanto, no se cobra actualmente tasa alguna, a pesar de requerir la puesta en funcionamiento de toda la estructura del área de Urbanismo, Vías y Obras. En este sentido, el edil ha expuesto que "supone una situación totalmente injusta que perjudica notablemente las arcas del Ayuntamiento".

Del mismo modo, a través de la presente modificación se establece el coste de la tasa en modificaciones de los expedientes, ya que actualmente no se cobra absolutamente nada cada vez que se tiene que modificar una licencia por solicitud del interesado. "Cabe mencionar que existen una serie de trámites administrativos por los que hasta hoy no se cobraba imposición alguna, y que requieren del establecimiento de una tasa que compense en parte el coste del servicio urbanístico", ha explicado Ramundo.

Por último, el concejal ha defendido que la modificación no tiene una finalidad recaudatoria: "A pesar de proponer modificaciones al alza en algunos epígrafes, en aquellos expedientes que más se tramitan en Urbanismo y que más afectan a los vecinos se mantendrán las mismas tasas que en 2001".