Diario Sur

Ciudadanos anuncia un futuro «acuerdo de estabilidad» en Torremolinos

Vergara, durante su intervención ayer en el Ayuntamiento de Torremolinos.
Vergara, durante su intervención ayer en el Ayuntamiento de Torremolinos. / Sur
  • La portavoz de la formación naranja afirma que el PSOE ha cumplido el 95% de su pacto de investidura y aleja la posibilidad de una moción de censura con el PP

Ciudadanos anunció ayer que está trabajando en la elaboración de un «acuerdo de estabilidad» en Torremolinos. La portavoz del grupo municipal, Ángeles Vergara, califica de «muy positivo» el balance de estos primeros quince meses de legislatura y ratifica así su apoyo al socialista José Ortiz, investido alcalde en junio del año pasado tres dos décadas de mandato de Pedro Fernández Montes. Vergara sostiene que el 95 por ciento de los puntos que conformaban el pacto de investidura «se han cumplido» mediante medidas como la puesta en marcha de una auditoría externa, el desbloqueo del Plan General de Ordenación Urbana o la creación de la Mesa del Turismo. Con sus declaraciones, Vergara aleja la posibilidad de que su partido, en la oposición pero con la llave de gobierno, presente una moción de censura junto al Partido Popular, una opción que había cobrado fuerza desde que la secretaria general de los populares, Margarita del Cid, se ofreciese la semana pasada a liderar una alternativa al Ejecutivo de Ortiz a raíz del bloqueo presupuestario que desembocó en una reestructuración de las principales concejalías del Ayuntamiento.

Durante su balance, Vergara recordó «la sucia campaña electoral de acoso y derribo del PP» contra Ciudadanos, aunque aseguró que el grupo municipal popular «está evolucionando», una opinión que ya le ha trasladado, según explicó ayer, al presidente provincial del partido, Elías Bendodo. La portavoz naranja en Torremolinos, que llegó a declararse «entusiasmada» por estos primeros meses de legislatura, explicó que mantener la estabilidad «es un objetivo prioritario» para su grupo.

Ortiz admitió a este periódico estar «avanzando» en las negociaciones para alcanzar acuerdos de estabilidad con todos los grupos municipales salvo el PP. Estos pactos podrían ser puntuales, como en el caso del presupuesto del Consistorio, o «de base para los próximos tres años». El alcalde afirmó que «aún no se baraja» la posible entrada en el Gobierno local de otros partidos, aunque recordó que ya ha tendido la mano a Ciudadanos, Costa del Sol Sí Puede e Izquierda Unida, las formaciones que apoyaron su investidura. En cuanto al edil no adscrito Juan Machío, expulsado por la formación naranja, Ortiz considera que «no es procedente que los concejales no adscritos entren en los equipos de Gobierno», como ha ocurrido en Benalmádena.

«Diálogo continuo»

Preguntado sobre la posibilidad de incluir al PP en estas negociaciones, Ortiz afirmó que mantiene «un diálogo continuo» con los populares pero recordó que Del Cid realizó unas declaraciones «muy nítidas» en las que aseguraba no estar de acuerdo con la acción de gobierno llevada a cabo hasta ahora: «Nos podemos poner de acuerdo en muchos asuntos y seguiremos trabajando para que así sea, pero está claro que ella se plantea una alternativa y yo no lo comparto». El regidor justificó la necesidad de profundizar en las negociaciones con el resto de grupos «para dar estabilidad a los inversores y garantizar la transformación de Torremolinos».

Del Cid asegura que la posición de Vergara «no refleja el sentir mayoritario de los torremolinenses ni quizá el de su propio partido», en referencia a la brecha interna abierta en el grupo municipal naranja y a la ausencia de los otros dos concejales de la formación en la rueda de prensa ofrecida por su portavoz.

El líder de Costa del Sol Sí Puede, José Piña, que acusa al Gobierno socialista de «no estar siendo honesto con los vecinos», también cuestionó las declaraciones de Vergara: «Habla como si estuviese gobernando. Estaría bien que hiciese público su acuerdo de investidura. No hay que olvidar que los pactos de estabilidad le han salido caros a los concejales de Ciudadanos en Benalmádena». Por su parte, el portavoz de IU se muestra abierto a posibles acuerdos e incluso a la entrada en el Ejecutivo local: «Todos los partidos deberíamos asumir responsabilidades en un gobierno de concentración sin el PP».