Diario Sur

Torremolinos reivindica su apertura a nuevos segmentos en el Día del Turista

Los premiados posan en la Casa de los Navajas, donde tuvo lugar el Día del Turista.
Los premiados posan en la Casa de los Navajas, donde tuvo lugar el Día del Turista. / A. G.
  • Los hoteles del municipio registraron casi un 90 por ciento de ocupación este verano y prevén cubrir el 75 por ciento de sus camas en otoño e invierno

Torremolinos reivindicó ayer su liderazgo turístico en Andalucía y confirmó la renovación de su estrategia promocional durante el Día del Turista, la cita que cada año homenajea a empresarios y profesionales del sector. El vicepresidente y consejero delegado del grupo Meliá Hotels, Gabriel Escarrer, fue distinguido con el premio honorífico entregado por el Ayuntamiento. El alcalde, José Ortiz, adelantó que el futuro modelo turístico de Torremolinos pasa por la apertura a nuevos segmentos, una hoja de ruta en la que el Consistorio trabaja desde hace meses. El impulso de la oferta destinada al colectivo LGTBI, refrendada mediante la celebración de festivales y del Orgullo, y el desarrollo del turismo de compras, que previsiblemente registrará un considerable aumento tras la apertura del parque comercial y de ocio que la empresa británica Intu pretende construir al norte del Palacio de Congresos, constituyen dos de los grandes objetivos del municipio.

Pese a los nuevos retos, que también incluyen sectores como el turismo deportivo o de congresos, desde el Ayuntamiento sostienen que el pilar de la estrategia promocional del municipio continuará siendo el segmento de sol y playa. El Día del Turista, una cita que se celebra desde hace casi tres décadas, puso de relieve los buenos indicadores turísticos del municipio costasoleño. No en vano, los hoteles de Torremolinos ocuparon el 88,2 por ciento de sus más de 20.300 camas en junio y julio, un dato que confirma su liderazgo turístico a nivel andaluz. Con más de 1,1 millones de pernoctaciones registradas en ambos meses, la localidad se sitúa a la cabeza de la ocupación hotelera en la comunidad autónoma por encima de las ocho capitales de provincia.

José Ortiz entrega la distinción a Gabriel Escarrer.

José Ortiz entrega la distinción a Gabriel Escarrer. / A. G.

Ortiz presidió el acto y recordó el aumento del promedio de estancia media por viajero en Torremolinos, que en julio fue de 5,38 días frente a los 3,7 días de la media nacional. El alcalde insistió en la idea de avanzar «hacia la excelencia» de un modelo renovado y moderno, capaz de atender los continuos cambios en las demandas de los viajeros: «Los turistas son clientes cada vez más independientes, más exigentes con el destino, que fragmentan sus vacaciones a lo largo del año y que eligen el destino de una forma espontánea». El primer edil también abogó por el «diálogo permanente» con el conjunto de los agentes turísticos y por los canales de colaboración público-privada y entre instituciones. «Solo así sostendremos la tendencia al alza de los buenos resultados turísticos», auguró.

Cooperación turística

Por su parte, Escarrer afirmó sentirse «orgullo» por este reconocimiento ligado a «nuestra cooperación con el desarrollo turístico de Torremolinos». El empresario explicó la necesidad de «contribuir, a través de nuestros negocios, al desarrollo y bienestar de las comunidades en las que nos implantamos», y confirmó el vínculo y apoyo del Grupo Meliá a destinos como Torremolinos, Baleares y Canarias, «que fueron los pioneros del turismo de calidad en los años sesenta y setenta». El vicepresidente del grupo hotelero subrayó la importancia de «contar con ayuntamientos dinámicos y a favor de obra como el de Torremolinos». Tras manifestar su «ilusión» y su «prudencia» al recibir el premio, Escarrer reafirmó el compromiso por parte de la cadena de continuar con la mejora de la oferta y «contribuir a un modelo turístico más exitoso, sostenible y rentable, tanto social como económicamente, para nosotros y para las futuras generaciones».

El alcalde anunció que los hoteles de Torremolinos invertirán cerca de cien millones de euros a corto plazo para renovar sus instalaciones. En concreto, siete cadenas hoteleras prevén abordar reformas a partir del próximo invierno. La empresa Sol Meliá realizará una inversión de entre 25 y 30 millones de euros hasta 2018, una cantidad que se añade a la ejecutada en 2016 con la reforma de 160 habitaciones. El grupo hotelero dispone actualmente de siete hoteles en Torremolinos que suman casi 3.000 habitaciones, una cuarta parte de la oferta de alojamiento hotelero del municipio.

En cuanto al resto de premiados, José Carrasco Flores, de Gráficas Torremolinos, recibió el galardón en el apartado de Comercio. Aprendiz en la mítica Imprenta Torremolinos, Carrasco lleva más de tres décadas en su actual empresa, donde desarrolla una labor multidisciplinar. El jefe de Bares del Hotel Pez Espada, José Antonio Mena, fue distinguido entre los empleados hoteleros. Mena comenzó a trabajar con apenas veinte años en el mítico Frankie’s Café, el bar dedicado a Fran Sinatra, y cuatro años después se convirtió en el jefe de Bares más joven de España. El establecimiento Pepe Playa, en La Carihuela, fue premiado en el apartado de Playas, mientras Viajes Benamar-Opentours recibió una mención especial por su expansión nacional e internacional.

Torremolinos, uno de los pocos municipios españoles que, sin ser capital de provincia, supera cada año la barrera del millón de visitantes, registró 4,6 millones de pernoctaciones en 2015, una cifra que consolida su crecimiento y confirma su posición como histórico motor del turismo en Andalucía.