Diario Sur

La AMPA del Colegio Picasso denuncia el «arreglo a medias» del centro

La Asociación de Madres y Padres del Colegio Pablo Ruiz Picasso de Fuengirola denuncia las múltiples deficiencias que presenta este centro de enseñanza desde hace casi dos décadas, después de que la Junta de Andalucía haya invertido 59.400 euros en construir parte de un muro en el patio de Infantil, debido al pésimo estado del anterior, una demanda que estuvieron reclamando durante más de un año por la peligrosidad que conllevaba para los alumnos.

«La Junta solo ha arreglado la parte del muro que cubre el patio de Infantil, y ha dejado 20 metros sin arreglar», apunta Verónica López, vicepresidenta de la AMPA, quien se queja de que «en este trozo hay un pequeño huerto del que podían estar disfrutando los pequeños, gracias a la colaboración del conserje, pero no es así porque el ayuntamiento lo ha precintado al considerarlo inseguro tras las obras realizadas por la Junta, que no contemplaba la pintura del muro, por lo que pediremos ayuda municipal».

Asimismo, López expresa que «a las grietas que le han salido al muro, una vez edificado y pintado, hay que sumarle suelos agujereados en los pasillos y en las aulas, deficiente electricidad (no pueden encenderse varias pizarras digitales al mismo tiempo, ya que saltan y se queman los plomillos), puertas de baños y las ventanas que no cierran por el descuadre de los marcos, e incluso persianas de cuerda al alcance de los niños».

Los padres y madres quieren saber el estado en el que se encuentran los cimientos del Colegio Pablo Ruiz Picasso, ya que están preocupados y, sobre todo, conocer el estado de la viga que atraviesa la zona de Primaria de punta a punta desde hace 15 años, una información que, según la AMPA, solicitaron el 30 de marzo, en una reunión, al jefe de Infraestructura y Planificación Escolar de Málaga.