Diario Sur

Apeadero en la zona fuengiroleña de Carvajal. :: m. gámez
Apeadero en la zona fuengiroleña de Carvajal. :: m. gámez

Fuengirola tiene dos apeaderos inaccesibles para personas con movilidad reducida

  • Tras varias denuncias, Ciudadanos pedirá en el pleno su adaptación, al igual que se hizo en la central de Fuengirola y en Los Boliches

Las personas con movilidad reducida que residen en la parte baja de Carvajal y en la parte alta de Torreblanca, en Fuengirola (esto es, no solo las discapacitadas, sino también quienes por edad tienen problemas para desplazarse), o que acuden a estas zonas de visita o por motivos vacacionales no cuentan con apeaderos accesibles para ellos.

Multitud de vecinos que viven en esta zona turística de la Villa Blanca llevan años denunciando este hecho sin que se tengan en cuenta sus peticiones. Aunque el Ayuntamiento de la localidad no es el responsable directo de la situación, ya que la infraestructura le pertenece a Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), entidad pública empresarial española dependiente del Ministerio de Fomento, sí reclaman al Consistorio que requiera los servicios del organismo estatal.

Ambos apeaderos corresponden a la denominada Línea C1 del tren de cercanías de Renfe, que cubre el trayecto ubicado entre Fuengirola y Málaga. En cuanto a la zona de Carvajal, la parada de tren cuenta con dos accesos que son casi impracticables por las personas de movilidad reducida, uno de los cuales (el de la calle La Ladera), resulta complicado incluso para cualquier persona al contar con una escalera que tiene un 25 por ciento de desnivel. En el caso del apeadero de Torreblanca, las personas con problemas físicos que quieran evitarlo y desplazarse hasta la entrada principal, deberán recorrer 900 metros, casi un kilómetro de distancia, con la consiguiente pérdida de tiempo, además del esfuerzo requerido.

Los vecinos con movilidad reducida califican la situación de «indignante», si bien no se atreven a revelar sus nombres «por temor a represalias por parte del Ayuntamiento de Fuengirola», pese a que no es el principal responsable del estado de estas infraestructuras. Se da el caso de que hace pocos meses se llevaron a cabo obras de remodelación tanto en la estación central de Fuengirola como en la parada de Los Boliches, que sí cuentan con apeaderos en condiciones para estas personas con serias dificultades para poder moverse por sí mismas. Es por ello que requieren al Ayuntamiento para que tome las medidas necesarias y resuelva esta triste situación.

Moción de Ciudadanos

A petición vecinal, el Grupo Municipal de Ciudadanos de Fuengirola elevará en la próxima sesión plenaria una moción, en la que solicitarán al Ayuntamiento «exigir y requerir al Ministerio de Fomento, Adif y Renfe un plan de medidas urgentes para que se desarrolle y se garantice la accesibilidad universal en los apeaderos de Carvajal y Torreblanca desde las calles La Ladera y avenida Torreblanca del Sol», según expresa su portavoz, Francisco Javier Toro. Ciudadanos pide si no hay respuesta a dicho requerimiento dentro de un plazo de tiempo razonable, «requerir dichas acciones de las formas previstas en la Ley», además de «mejorar las prestaciones de los servicios destinados a las personas con discapacidad, movilidad reducida o problemas de comunicación», así como «colaborar con instituciones expertas como Fundación Once o Cermi, entre otras, para analizar, estudiar y proponer las mejoras requeridas en dichas estaciones».

«Se trata de dos adaptaciones de imperiosa necesidad para nuestro municipio. Hay que hacer hincapié en que ambas zonas tienen un gran número de población. Solo en el caso de la parte baja de Carvajal, estamos hablando de 2.000 personas. Hablamos de dos zonas que, por su proximidad con el paseo marítimo, constituyen un referente en materia turística», señaló el portavoz de la formación naranja.

Los vecinos de Carvajal y Torreblanca exigen la adaptación de ambos apeaderos, al igual que ha sucedido en la parada de Los Boliches.

Datos estadísticos

Según la última Encuesta de Integración Social y Salud (EISS), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística en 2012, casi 1,5 millones de personas mostraban en España problemas de discapacidad para hacer uso del transporte público, lo que representa el 34 por ciento de quienes lo utilizan, afectando de forma especial a las personas de mayor edad. De los 4,6 millones de pasajeros que utilizaron los servicios de Cercanías Renfe en el primer semestre de dicho año, 4,1 correspondían a la línea Fuengirola-Málaga, siendo la estación de la Villa Blanca la tercera en volumen de pasajeros, solo por detrás de Málaga-Centro y Alameda.

Ciudadanos espera que el Ayuntamiento de Fuengirola elimine, de una vez por todas, las barreras arquitectónicas existentes, tal como han hecho en los últimos años ciudades como Sevilla, Albacete, Santander y Tarrasa.