Diario Sur

Detenido por un asesinato en Mijas que desató una guerra entre narcos con siete muertos

El sospechoso que ha sido detenido, junto a un agente.
El sospechoso que ha sido detenido, junto a un agente. / SUR
  • Desde que ocurrieron los hechos hace un año, los investigadores de la Guardia Civil apuntaron a un ajuste de cuentas como el móvil del suceso

Su asesinato, que se produjo en Mijas hace un año, desató una guerra entre dos bandas irlandesas conocidas por dedicarse al tráfico de drogas y de armas. Un duro enfrentamiento que se saldó con la muerte de otras siete personas como represalia a la suya. Así lo aseguraron ayer desde la Guardia Civil, cuyos agentes han detenido al sospechoso de haber apretado el gatillo del arma en el suceso que dio origen a este conflicto entre narcos.

El arresto se ha producido en el marco de la denominada ‘operación Geráneo’, esclareciendo de esta forma el asesinato de Gary P. H., un hombre de nacionalidad irlandesa que tenía 30 años cuando fue acribillado a tiros. El suceso tuvo lugar el 24 de septiembre del año pasado cuando la víctima, que residía en un piso propiedad de su madre situado en la urbanización Ángel de Miraflores, salía por la mañana de su domicilio. Entonces, se vio sorprendido por un encapuchado.

El tiroteo desató el pánico entre los numerosos vecinos que en esos momentos tomaban en sol o desayunaban en sus terrazas. Según los testimonios recabados entonces por SUR, Gary P. H. salió corriendo al ver al encapuchado, que lo persiguió alrededor de la piscina, a la que dieron dos vueltas mientras se seguían oyendo las detonaciones. Siguiendo el relato de los testigos, la víctima trató de huir de su perseguidor, que llevaba pasamontañas, por la puerta trasera de la urbanización, que da a un descampado. Ya había recibido al menos dos balazos en la espalda. Al encontrársela cerrada, volvió sobre sus pasos intentando buscar otra escapatoria, pero ya tenía encima al asesino, que le descerrajó varios tiros más en la cabeza y el pecho que le hicieron caer al suelo. En total, pudo recibir media docena de disparos.

Imagen de archivo del momento del levantamiento del cadáver en Mijas.

Imagen de archivo del momento del levantamiento del cadáver en Mijas. / SUR

Los agentes de la Guardia Civil se hicieron cargo de una investigación en la que, desde un primer momento, se barajó la hipótesis del ajuste de cuentas como móvil de los hechos. Finalmente, las pesquisas, en las que han colaborado EUROPOL y la Garda Irlandesa, han culminado con la detención en estos últimos días del que consideran autor material del asesinato cometido en Mijas, que responde a las iniciales J.Q.. Asimismo, también se han realizado cuatro registros en domicilios del entorno del sospechoso y en un gimnasio ubicado en la zona de Puerto Banús, dónde se han intervenido varios vehículos, armas y numerosos teléfonos móviles.

Desde el Instituto Armado explicaron que, con esta operación se esclarece la tercera muerte violenta ocurrida en Mijas durante el pasado verano. Las dos anteriores fueron resueltas en el marco de la ‘operación Rencilla’ y ‘Campanales’. En la primera de ellas se aclaró un asesinato cometido en mayo de 2015, llegando a quedar detenidas 14 personas y se intervinieron 32 kilos de cocaína. En la segunda, se esclareció la muerte a tiros de un ciudadano colombiano ocurrida el 17 de septiembre. En este caso, fueron arrestadas tres personas y los agentes se incautaron de dos kilos de la misma sustancia estupefaciente y cinco armas de fuego.