Diario Sur

Torremolinos comienza a elaborar su presupuesto para evitar otro bloqueo

El pleno del Ayuntamiento ya aprobó en julio la creación de un plan de subvenciones hasta 2019. :: a. g.
El pleno del Ayuntamiento ya aprobó en julio la creación de un plan de subvenciones hasta 2019. :: a. g.
  • El Gobierno municipal se reunirá mañana con los portavoces de la oposición para empezar a elaborar las cuentas de 2017 tras no haber obtenido apoyos suficientes este año

Torremolinos finalizará 2016 sin presupuesto, prorrogando las cuentas del año pasado, elaboradas por el Partido Popular. El PSOE, que gobierna en minoría desde junio de 2015, no alcanzó los apoyos suficientes para sacar adelante sus números, tumbados por los populares y Costa del Sol Sí Puede. Aquel fiasco, hasta ahora la piedra más molesta en el zapato del alcalde, José Ortiz, podría repetirse en 2017 si el Ejecutivo socialista no obtiene la abstención o el respaldo de la mayoría de la corporación. Para evitar un nuevo bloqueo presupuestario, la primera teniente de alcalde, Maribel Tocón, nueva titular de Economía tras la reestructuración de concejalías anunciada la semana pasada, se reunirá mañana con los portavoces de los grupos de la oposición, con quienes pactará una hoja de ruta para elaborar las cuentas del próximo ejercicio.

Ya en el pleno de julio, la corporación aprobó de forma unánime la creación de un plan de subvenciones hasta 2019 que compatibilice las ayudas ofrecidas desde el Consistorio con la normativa existente al respecto, con el objetivo de evitar situaciones como la producida en torno a las bonificaciones para el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), denunciadas por el abogado del Estado al considerar que «lesionan» el principio de capacidad tributaria. Este plan, que será elaborado por una mesa de trabajo, constituyó el primer paso en la redacción del nuevo presupuesto.

Los portavoces se reunirán mañana con el interventor municipal, una figura que resultará clave en el proceso. No en vano, el Ayuntamiento contrató en abril a un habilitado nacional por primera vez en años después de que este puesto, fundamental para fiscalizar la labor del Gobierno, fuera ocupado de forma accidental, salvo contadas excepciones, durante más de dos décadas. El objetivo de Tocón es que el presupuesto «sea fruto del diálogo» y dé respuesta al mayor número de reivindicaciones posibles, pese a la estrechez del margen que ofrece la situación económica del Consistorio, con una deuda cifrada por el Ejecutivo local en más de 200 millones de euros.

El PSOE no hizo público el presupuesto rechazado por la oposición, aunque los argumentos esgrimidos por los grupos municipales hacían referencia tanto al fondo como a la forma de las cuentas presentadas. El Gobierno no llevó el documento a pleno hasta el 30 de junio, por lo que Torremolinos se convirtió en el único gran municipio de la provincia que alcanzó el verano sin haber presentado su presupuesto. La oposición criticó que el documento llegara «tarde y mal». El PP y Costa del Sol Sí Puede, con trece concejales y mayoría, votaron en contra, mientras Ciudadanos e Izquierda Unida se abstuvieron «por responsabilidad política».

Críticas de la oposición

La líder del PP en Torremolinos, Margarita del Cid, afirmó que las cuentas «no cumplen con los estándares mínimos ni siquiera para barajar una abstención» e instó al Gobierno local «a afrontar con seriedad los problemas del municipio y a respetar las previsiones legales y las directrices de los Presupuestos Generales del Estado (PGE)». Por su parte, el partido instrumental de Podemos rechazó las cuentas del Ayuntamiento y de las empresas municipales bajo el argumento de que los ingresos «se siguen inflando» y que el documento «no contempla las deudas que el concejal de Economía declaró en julio de 2015», en relación al citado débito de más de 200 millones de euros.

El alcalde confía en que Tocón, que por su condición de portavoz del PSOE mantiene una relación más fluida que su antecesor con los cabezas de lista de los partidos de la oposición, obtenga el apoyo necesario para sacar adelante el presupuesto de 2017. La nueva titular de Economía sostiene que el proceso de elaboración de las cuentas será «completamente transparente» y recuerda que la situación económica del Ayuntamiento «es delicada».