Diario Sur

La alcaldesa de Fuengirola eleva la tensión con los bomberos al abrir expediente disciplinario a la plantilla

Imagen del Nissan Navara, en la sede de Bomberos.
Imagen del Nissan Navara, en la sede de Bomberos. / Miguel Gámez
  • Los bomberos preguntan por qué no incluye al jefe del servicio en el expediente y la oposición habla de «presión para meterlos en el Consorcio»

La alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula, que es a su vez concejala de Seguridad Ciudadana, ha elevado la tensión en el conflicto con los bomberos al haber abierto expediente disciplinario a la práctica totalidad de la plantilla, a través del área de Personal, tras la denuncia del jefe del servicio, Antonio Prieto, ante la Policía Nacional de haber sido víctima de un sabotaje en un vehículo utilizado para la extinción de incendios, un Nissan Navara. El jefe de Bomberos acusa a sus subordinados «de intento de homicidio y de atentado contra la ciudadanía», según explican los delegados sindicales de CSIF y UPLB, Juan Ramón García y Manuel Moncada, respectivamente, molestos por las acusaciones, y que se preguntan «¿por qué la alcaldesa señala a 18 bomberos y no mete también al jefe del servicio en el expediente, que también pudo haber utilizado el vehículo?».

Los hechos se remontan al pasado día 17. Según Prieto, de baja por fractura del trapecio, en la rotonda de Myramar notó que «no funcionaba el freno, lo que me obligó a utilizar violentamente el freno de mano», añadiendo que tras llevarlo al taller mecánico, había «un tubo roto. Este vehículo es utilizado por todos los miembros de la plantilla».

Los bomberos, indignados por las acusaciones tan graves, mostraron anteayer su repulsa a Ana Mula en una reunión con la regidora. «Sigue con las coacciones como la segunda actividad (pasan a ser funcionarios los que cumplen 55 años) y a querer meternos en el Consorcio Provincial de Bomberos», señalan desde los citados sindicatos.

Los portavoces de la oposición, a excepción de Pedro Joaquín Pérez (CSSP), que adujo estar fuera de Málaga por motivos profesionales, mostraron su apoyo a los bomberos y criticaron duramente la apertura de los expedientes disciplinarios.

José Manuel Serrato (PSOE) señaló: «Este conflicto está llegando a situaciones surrealistas como el presunto sabotaje a un vehículo. La alcaldesa está obstinada por pasar a la plantilla a un servicio provincial como el Consorcio, lo que supone una falta de calidad». Miguel López, además de corroborar esta opinión, indicó que «en el pleno de marzo Mula dijo que era incapaz de resolver los problemas de Bomberos, por lo que debería dimitir», mientras que Francisco Javier Toro (C’s) manifestó que la medida «es dictatorial y pone una sombra de duda en todo un Cuerpo de Bomberos explotado y sin recursos, sin haber pruebas determinantes» sobre las acusaciones.

Por su parte, desde el equipo de gobierno (PP) expresaron ayer que «si no se llega a tomar esta medida, la oposición también lo hubiese criticado por inacción de la Alcaldía y de la concejala de Personal. Los únicos que deberían dimitir son los portavoces del PSOE, Ciudadanos e IU por manipular la situación de Bomberos para intentar sacar rédito político sin ser conscientes y consecuentes con una situación tan seria». Los sindicatos aseguran estar «a la espera de una resolución de la Policía Nacional para denunciar al jefe de Bomberos y a la alcaldesa».