La polémica actuación que ha llevado al Carnaval de Málaga a suspender a un cuarteto por insultos y falta de respeto

Actuación de 'Los siervos de Alba'. /Eduardo Nieto
Actuación de 'Los siervos de Alba'. / Eduardo Nieto

Alegan que el contenido del cuarteto 'Los siervos de Alba' contenía insultos hacia su directora. El presidente del jurado pidió echar el telón pero no se contempla en las bases del concurso en Málaga

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Nadie sabía muy bien lo que iba a ocurrir anoche durante la segunda jornada de la preliminares del Concurso de Agrupaciones de Canto de Carnaval, pero ya a las 20.30 horas, cuando salió a escena el primer conjunto, ya había un rumor entre la prensa y los entendidos que el cuarteto de ‘Los siervos De Alba’ -que actuaba en penúltimo lugar- podría liarla. Dirigida y protagonizada por Alba Prieto (conocida como Alba chica latina o Alba del Palo), la actuación fue finalmente peor de lo que anunciaban, y pasó de ser un despropósito artístico a convertirse en algo más grave que ha terminado con una suspensión de dos años a la agrupación.

La letra de la polémica

El telón se levantó a las 23.00 horas. En escena, Alba sentada en un sofá con la camiseta del Sevilla puesta y una cachimba en la mano. Tres chavales (menores de edad, un extremo confirmado por la Fundación) sin camiseta y en tirantes se presentaban como siervos de ella, aunque finalmente los derroteros fueron en otra dirección. Dejando a un lado la evidente falta de ensayo y del bajo nivel de la propuesta, los integrantes del cuarteto comenzaron a insultar (según algunos espectadores y prensa presente a "denigrar") a la protagonista, hasta convertir la actuación en una clase magistral de ‘bullying’ consentido por la propia víctima.

Poco a poco, el público comenzó a mirarse entre sí hasta que el silencio pasó a ser un murmullo incesante ante la incredulidad por lo que estaba sucediendo. Lo mismo ocurría entre los expertos y los cronistas, que miraban hacia el palco del jurado, como esperando que se tomara alguna decisión. Ante ese despropósito, el presidente del jurado, David Santiago, hizo gestos en varias ocasiones para que se echara el telón; es decir, que la actuación fuera objeto de un ‘telonazo’, una acción que se realiza en los Carnavales de Cádiz cuando el conjunto no alcanza el mínimo de nivel, pero que en el caso de Málaga no está contemplado en las bases.

El cierre de la actuación fue con aplausos, cierto. Una parte provenía del público que había ido ex profeso a ver a ‘Los siervos de Alba’, pero para la mayoría, a tenor de lo que se pudo escuchar, lo hacían como reacción de alivio ante lo que acababan de ver y oír. Al terminar la noche, los comentarios eran todos en la misma dirección, y en estas mismas líneas se calificó a la agrupación como un “despropósito”.

Sin embargo, un día después los hechos no se han olvidado, sino todo lo contrario. La primera reacción fue la una de las televisiones locales que retransmite el Carnaval, 101Tv, que decidió eliminar el vídeo; una acción que ha sido reproducida también por Canal Málaga, la televisión del Ayuntamiento de la capital. Unos minutos más tarde llegaba la reacción de la Fundación del Carnaval de Málaga, que tomaba una decisión drástica, sancionando con dos años sin poder participar al cuarteto.

Reacción de la directora del cuarteto

De esta manera, señalan que tras revisar la actuación de la agrupación, inscrita legalmente en el Concurso Oficial de Agrupaciones de Canto, decide aplicar el punto 24.2 de las Bases del mismo, que dice así: “Sancionará a cualquiera que actúe como persona física e individual (independientemente de que pertenezca o no a cualquier colectivo participante en el COAC) e incida en el normal desarrollo del programa de fiestas y/o afecte de forma notoria a cualquier aspecto cívico o legal en el desarrollo del mismo (disturbios, peleas, falta de decoro, insultos o falta de respeto hacia los miembros del jurado, miembros de esta fundación o a dicha fundación como entidad, etc.)”.

A su juicio, varios de los participantes insultaron y faltaron el respeto a su directora, Alba Prieto, eso sí, con el beneplácito de ella misma. En conversaciones con SUR, la protagonista ha señalado que esta fiesta “no es solo para reivindicar, sino para reírse de las cosas”, y se mostró visiblemente enfadada por el hecho de que las televisiones que retransmiten el concurso hubieran retirado el vídeo de su actuación.

Unos minutos más tarde, la protagonista también se manifestó a través de su perfil en Facebook: "Me parece increíble la que estáis formando por la actuación del cuarteto cuando son niños son nuevos, y además tanto feminismo y radicalismo cuando se supone que esta es un fiesta libre para expresarse y reírse de todo. Pues yo como soy como soy me río de mi misma así que nadie tiene que decir por mí si es denigrante o no. Y lo que me parece más fuerte es que encima nos hayan sancionado dos años sin salir sabiendo que son niños nuevos. Así van a salir muchos grupos nuevos aquí”.

Aunque de momento no habrá más acciones, expertos y concursantes históricos del Carnaval han manifestado su más absoluto rechazo a este tipo de actuaciones. Uno de los más duros ha sido el director de la murga ganadora el año pasado y director del programa ‘Taratachín’, Carlos Pariente, que ha aplaudido la decisión de la suspensión. “Este tipo de letras van contra el Carnaval y contra la dignidad de las mujeres, y no se pueden consentir”, ha afirmado.

Por su parte, el letrista de 'Los siervos de Alba' ha querido dar su opinión de lo sucedido a través de las redes sociales:

¿Quién es Alba?

La segunda preliminar

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos