Don Carnal, ¡hasta luego Lucas!

Imagen del boquerón decorado para homenajear a Chiquito de la Calzada. /Fernando González
Imagen del boquerón decorado para homenajear a Chiquito de la Calzada. / Fernando González

El Entierro del Boquerón homenajea la figura de Chiquito de la Calzada y pone fin a semanas de fiesta

CARLOS J. MARTÍNEZ

Las calles del centro histórico de Málaga tuvieron ayer por la tarde unos viandantes muy particulares. Familias con niños pequeños, parejas, grupos de amigos y amantes del Carnaval en general dieron vida a las calles con sus disfraces. Todos ellos tenían una cita ineludible con un boquerón muy especial.

El desfile del Entierro del Boquerón puso ayer punto y final a intensas semanas de Carnaval en la ciudad. Este año, la Fundación Carnaval de Málaga ha querido homenajear la figura del fallecido Chiquito de la Calzada. Para ello decoró al tradicional boquerón con frases típicas del humorista malagueño como ‘Fistro’, ‘Pecador’ o ‘Comor’. Además, dos retratos de Gregorio Sánchez con el mítico lema ‘Hasta luego Lucas’ decoraron al boquerón.

El buen tiempo fue sin dudas, uno de los grandes alicientes para que el centro e Málaga viviera ayer una intensa jornada festiva. Primero tuvo lugar la batalla de coplas en la plaza de la Constitución. Posteriormente y para coger fuerzas, se realizó el reparto de la Gran Boqueroná. El ambiente fue inmejorable, con los amantes del Carnaval aprovechando los últimos instantes de fiesta de la edición de 2018.

Cuando el reloj marcaba las 17.00 horas, con puntualidad inglesa, dieron inicio los primeros sonidos de tambor y de música que animaban la fiesta. Un grupo de baile disfrazado de piratas y otro de ‘zumba’ con trajes de superhéroes iban marcando el ritmo. También fueron protagonistas las ‘Drag queens’ que fueron una de las sensaciones de la tarde. Buen ejemplo de ello fueron las numerosas fotos que les pidieron hacerse los asistentes al acto. El cortejo del Entierro del Boquerón fue acompañado por miles de malagueños, así como extranjeros fascinados por el desfile que graban y sacaban fotografías con sus teléfonos móviles.

Cenizas

El recorrido que realizó el cortejo festivo fue: calle Larios, plaza de la Marina, Palmeral de las Sorpresas, Muelle Uno para llegar a su destino final, las llamas en la playa de la Malagueta. Pero antes de que el boquerón ‘pecador’ fuera convertido en cenizas, aún tenía un recorrido por delante en el que mojar a los que estuvieran en primera fila; algo que es tradición de esta fiesta.

Además, los participantes del Concurso de Agrupaciones de Canto de Carnaval (COAC) desfilaron detrás del boquerón y animando con sus letras; pero sobre todo con el buen humor que les caracteriza.

En el ambiente se notaba que nadie quería que acabara la fiesta, mucha ilusión en cada disfraz, meses planeando en que iba a consistir la temática de este año, horas, horas y muchas horas ensayando cada letra hasta saberla de carrerilla. El Carnaval es un sentimiento y tiene tras de sí mucho trabajo para que en la calle o en el teatro se pueda lucir.

Ahora a los amantes del Carnaval les toca esperar, recuperarse del torrente de emociones que han vivido en las últimas semanas y sobre todo para los que participan en el COAC descansar y poner la mente a trabajar en las letras del concurso de 2019.

En el mundo del arte, sobre todo del humor, la figura de Chiquito de la Calzada es ya mítica. Desde que falleciera el pasado 11 de noviembre fueron miles las muestras de cariño de todos los rincones de España hacia el artista malagueño. La Fundación Carnaval de Málaga no ha sido menos y le ha cedido el protagonismo para el fin de su fiesta.

Para la posteridad queda un vocabulario que ya es de todos, unos gestos y forma de hablar que jamás se olvidarán. Porque Chiquito es patrimonio humorístico de todos. Se cierra una página más en la historia del Carnaval de Málaga, la del año 2018. Los más carnavaleros ya comenzaran a contar los días, mientras tanto ayer se vivió un fin de fiesta colosal y con el respeto del buen tiempo. Sin más toca echar el telón y decir, como haría Chiquito: Don Carnal, ¡hasta luego Lucas!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos