Diario Sur

Adiós a la máscara... hasta el año que viene, carnaval

fotogalería

El Palmeral de las Sorpresas, atestado de gente / Álvaro Cabrera

  • El tradicional entierro del boquerón reúne un año más miles de asistentes

Donde hubo boquerón, cenizas quedan. El tradicional entierro del boquerón dio por finalizado este domingo el Carnaval de Málaga 2017. Con el sonido de los tambores de fondo, comenzó el tradicional entierro a las 16.00 horas. Desde calle Larios, el desfile se adentró después por la rotonda del Marqués de Larios, la plaza de la Marina, después recorrió el Palmeral de las Sorpresas, y se adentró más tarde por el Muelle Uno, hasta llegar finalmente a la playa de la Malagueta tras pasar por calle Vélez-Málaga.

Las buenas temperaturas hicieron que la tarde fuera amena, y por ello, numerosos curiosos pudieron ser testigos y disfrutar un año más de un desfile lleno de color y música carnavalesca, así como de música comercial. Muchos no dudaron en disfrazarse haciendo uso de la imaginación, como ya hicieron durante la jornada de ayer por las calles del centro. Otros, por otro lado, optaron por buscar el mejor encuadre para capturar el desfile con sus cámaras.

Una vez que el cortejo alcanzó la playa de la Malagueta, los asistentes rodearon al boquerón, dando entonces comienzo la quema. El ambiente de despedida se contraponía a las ganas de aquellos que aún seguían con ganas de más fiesta. «Me lo he pasado genial, me encanta seguir estas tradiciones», señaló Marta Torres, una de las asistentes. María Ortega cumple con esta tradición y siempre  trae a sus hijos: «Espero no perder nunca esta bonita costumbre», apuntó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate