Diario Sur

El carnaval apura la fiesta en el centro de Málaga

fotogalería

Espectacular vista de calle Larios, llena de público, durante la batalla de las flores. / Álvaro Cabrera

  • Cientos de malagueños disfrutan de la tarde de ambiente familiar y festivo previa al entierro del boquerón

Colorido, disfraces y diversión se dieron cita ayer por la tarde en las calles del centro de Málaga. El final del carnaval se acerca, y por ello numerosos curiosos acudieron para disfrutar de una agradable jornada.

Subir la calle Larios era sinónimo de contemplar el aumento del ambiente carnavalesco. «Mira mamá, las plumas de la diosa», exclamaba una niña a sus padres en calle Granada, señalando a uno de los dioses del pasacalles que tuvo lugar ayer. La familia de Manuel Cobos, vestida de piratas, se encontraban en la zona, a la vez que su hijo estaba atento a lo que sucedía a su alrededor. «Me gusta que la gente se disfrace, porque en Halloween se disfrazan todos, pero en estas fiestas, poco», aseguró Cobos. Entre los cánticos, así como de niños disfrazados de batman o princesa, la malagueña Gema Prieto acudió junto a su familia para pasar la tarde y disfrutar del ambiente. Su hijo, disfrazado de caballero medieval, es muy pequeño aún, pero disfruta en primera fila con los ojos bien abiertos del pasacalles de los dioses, el cual comenzó a media tarde en la Plaza de la Constitución, y que posteriormente dio paso a la tradicional batalla de las flores.

Mónica Moreno, por otro lado, disfrazada de abuela, trajo al centro a sus hijos, los cuales estaban vestidos de caperucita, lobo y cazador. Se encontraban disfrutando de esta fiesta: «Me encanta disfrazarme. Llevamos todo el día caminando por el centro disfrutando del ambiente», apuntó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate